Más de 1000 estudiantes no pueden asistir a clases por las inundaciones en Ñeembucú

48 escuelas están afectadas. El departamento tiene declaración de emergencia hace más de un mes. Con las últimas lluvias se sumaron más de 7000 nuevos damnificados. Las familias piden subsidios por los cultivos perdidos.

Algunos estudiantes van como pueden a sus lugares de estudio. Foto: Demoinfo.

Algunos estudiantes van como pueden a sus lugares de estudio. Foto: Demoinfo.

Adilio Lezcano, secretario de Educación de la Gobernación del Ñeembucú, en contacto con el Centro de Producciones Radiofónicas “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”, manifestó que las intensas lluvias registradas en los últimos días en el departamento sumó a alrededor de 7 mil 600 familias las afectadas, a las que ya estaban damnificadas.

Unos 1.100 estudiantes de 48 escuelas no asisten a clases debido a la crecida del agua. Los alumnos no acuden a las instituciones, no precisamente por la inundación sino por falta de comunicación, los caminos son intransitables y los chicos no pueden llegar a las escuelas, dijo el funcionario.

Según Lezcano mantienen una fluida coordinación con la Coordinadora Departamental de Educación, y a su vez, acompañando las decisiones tomadas desde el Ministerio de Educación y Cultura MEC. El Secretario de Educación de la Gobernación del Ñeembucú dijo también que se prevé distribuir materiales educativos de manera a suplir en algo las pérdidas de clases.

Consultado sobre las acciones emprendidas desde el MEC para responder a las necesidades en las escuelas y colegios,

Lezcano dijo, que hasta este momento solo notan la ausencia del Ministerio de Educación. “Nosotros como no tenemos injerencia directa dentro de la Educación, desde la Gobernación lo que sugerimos es la suspensión de las clases, para salvaguardar la integridad física de los estudiantes, motivo por el cual estamos recurriendo constantemente a la charla y bajar la información en el Comité de Emergencia Departamental”, puntualizó.

En otro momento el Secretario de Educación de la Gobernación del Departamento del Ñeembucú manifestó una preocupación en el Comité Departamental de Emergencia. Dijo que hay una serie de dificultades de acceder a los recursos que permitiría llevar a asistir a las personas damnificadas.

Subyace o se desliza que detrás de estos, se está aprovechando la situación de emergencia y se está queriendo construir una estructura política en base a una realidad como la que atraviesa el departamento, de asistir a la gente, indicó preocupado el funcionario departamental.

Lezcano significó que la canalización de los insumos está llevando a un estadio de dispersión y pone en una situación incómoda porque el Gobierno Nacional no recurre al Gobierno departamental para poder centralizar la información, sino que solo acude a los gobiernos locales.

En este momento prima más bien el criterio político, en otras palabras una práctica prebendaría que luego reeditaría en cuestiones electorales, sostuvo el funcionario departamental. Como hecho y ejemplo mencionó que el ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional, en su visita a Pilar, este pasado lunes 5 de mayo, se reunió con los integrantes del Consejo Distrital y no precisamente con el Gobernador (Liberal) quien es la cabeza del Comité Departamental.

Lezcano finalmente, como una reflexión, indicó que esta situación conlleva a un espacio de aprendizaje. “Hacer política no significa especular con las necesidades de la gente, la especulación miserable sobre las necesidades de la gente no es el camino correcto porque los que más sufren son las familias damnificados”, finalizó.

Los campesinos perdieron sus cultivos. Foto: Demoinfo.

Los campesinos perdieron sus cultivos. Foto: Demoinfo.

Piden subsidio

Campesinos reiteran pedido de subsidio agrícola a familias damnificadas en el Ñeembucú.

La señora Juana Cáceres, del Comité de productores “Belén”, a 30 kilómetros del distrito de Tacuaras, y a 60 kilómetros de Pilar, en contacto con el Centro de Producciones Radiofónicas Ñane Ñe’ê-Beto Centurión” manifestó que hace mas de un mes la población en la zona se encuentra completamente inundada. Los caminos cortados, las rutas de accesos a la comunidad completamente bajo agua, y los chicos no acuden a las escuelas, indicó.

La mujer relató que en el transcurso de mes, recibieron pequeñas asistencias, primero desde la Municipalidad de Tacuaras que distribuyó uno, dos y tres kilos de mercaderías para las personas afectadas; luego la Gobernación también envió la ayuda humanitaria y finalmente la Secretaría de Emergencia Nacional, el pasado viernes 2 de mayo, por primara vez, trajo 40 kilos de víveres para 160 familias.

La necesidad es muy grande y la desesperación aumenta en los habitantes porque se perdieron todos los cultivos, tanto de autoconsumo como de renta, según significó la señora Cáceres al reiterar que solicitan, en el marco de la Declaración de Emergencia en el departamento del Ñeembucú, que se otorgue un subsidio agrícola a las familias afectadas por las aguas. Las ayudas deben ser a corto y mediano plazo, mínimamente por unos 7 a 8 meses, señaló.

Fuente: Centro de Producciones Radiofónicas Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.