Mario Ferreiro: “no fui yo quien co-gobernó con los así llamados golpistas”

El candidato a presidente por la Concertación Avanza País envió una carta al electorado en la que asegura: “no hay negociación alguna en curso con la cúpula del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA)”; dijo estar dispuesto a hablar todo el tiempo con todos y todas.

Mario Ferreiro, candidato a presidente por la Concertación Avanza País. Foto: Marioferreiro.com.py

Compartimos con nuestros lectores íntegramente el escrito del candidato a presidente, luego de las publicaciones sobre la posibilidad de alianza con Efraín Alegre, candidato del PLRA.

“El diálogo nunca es debilidad ni entrega. El diálogo, -sobre todo en política es inteligencia, apertura mental y poner al país por encima de cualquier otra consideración previa-. Un líder debe saber dialogar. Debe estar predispuesto a hablar todo el tiempo con todos y todas.

La ausencia de esa capacidad, la carencia de esa condición esencial nos lleva de regreso a los tiempos de discurso único, de las verdades indiscutibles y la retórica rimbombante pero exenta de todo contenido.

Por eso, cada vez que se intenta echar sombra sobre la fortaleza de mis convicciones en base a una supuesta debilidad dialoguista creo sinceramente que están realmente apuntando a una de mis pocas virtudes. Uno siempre puede hablar y uno sobre todo debe aprender todo el tiempo a escuchar. Con esas dos virtudes ya podemos construir. Con la ausencia de ambas capacidades es muy difícil concebir cualquier pensamiento medianamente democrático.

Dicho esto es importante poner las cosas en su justo lugar. Esto es: no hay negociación alguna en curso con la cúpula del Partido Liberal Auténtico. Lo que hay es la suma de diversos actores, políticos, sociales, gremiales, que -como era de prever- ante la proximidad de la definición electoral del 21 de abril, comienzan a interrogarse mutuamente acerca de la existencia de alguna posibilidad o no de la reformulación de aquella alianza que obtuvo el triunfo el 20 de abril de 2008.

Yo entiendo perfectamente que es una posibilidad muy lejana o imposible, pero no por ello puedo negar la existencia de un planteo como ese y es mi deber como ciudadano escucharlo.

Hasta el último día estaré dispuesto al diálogo con nuestros compañeros de causa. No tengo problemas en debatir con nuestros adversarios en cualquier escenario público. Pero el cruce casual, la charla informal o los intercambios sociales interactuando con otros candidatos no se puede calificar de entreguismo. Al contrario, posiblemente no haga otra cosa más que confirmar la trascendencia que ha adquirido nuestra candidatura y nuestro proyecto político en el escenario local. El resto son meras especulaciones que se hacen con fuerte tono proselitista pero sin el menor rigor analítico.

Por todo ello esto, con la mente y el espíritu en paz, y mis convicciones igualitarias más fuertes que nunca, guardo un profundo respeto por los partidos y movimientos que forman parte de Avanza País, hasta tal punto que tomo las decisiones más importantes en consulta directa con sus principales referentes, tal como lo hemos hecho en ocasión del lanzamiento de mi candidatura por fuera del FG el 8 de octubre de 2012. De esa misma manera procedería si tuviera que considerar algún pedido formal de alianza con cualquier sector político rumbo al 2013.

Lo que no parece adecuado es el prejuzgamiento de mi conducta o de mis posibles decisiones por parte de algunos compañeros y compañeras de ruta. O estos todavía no me conocen bien o en realidad han caído en el juego de las provocaciones de todos aquellos a los que precisamente dicen combatir o rechazar. Tampoco importa mucho: mi comportamiento les demostrará para qué  llegué a la política y qué testimonio quiero dejar en este complicado pero apasionante trajinar.

Mi compromiso más importante es con la gente que desde todos los rincones del país, sin partidos y a veces inclusive sin ideología, logra sin embargo concebir que Mario Ferreiro los representa porque -justamente- no tiene compromisos con nadie en particular y puede hablar con todos y todas en general y sin traicionar su esencia. Vengo de una formación solidaria, incluyente e igualitaria. Me debo fundamentalmente a mi familia y a esa gente que me respalda sin establecer juicios de valor todo el tiempo. Hay un mundo allá fuera de la vieja política que espera por nosotros y hacia allá vamos con verdadera convicción revolucionaria.

Al fin y al cabo no fui yo quien co-gobernó durante 3 años, 10 meses y 7 días con los así llamados golpistas”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.