Mario Abdo rechaza aumento de G 15.000 al salario mínimo y pide USD 350 millones de préstamo

Mediante el Derecho 3817 del Poder Ejecutivo, el presidente Mario Abdo Benítez, rechazó el aumento salarial de G 15.000 que había propuesto el Consejo de Salarios Mínimos. El jefe del Ejecutivo consideró que no subir el suelo mínimo es “una manera de contribuir a preservar el delicado ambiente socio laboral existente” (sic).

El documento refiere que los integrantes del citado órgano, “en vista al informe emitido por el Banco Central del Paraguay (BCP) sobre la variación internanual del Índice de Precios del Consumidor (IPC), en el 0,7% expresaron que luego de analizar objetivamente el contexto socio-económico en el que estamos inmersos, por efectos de la pandemia, y sin olvidar la potencial influencia inmediata que tendría un aumento en estas circunstancias, en la actualización de precios de la canasta básica familia, y como efecto concomitante, el riesgo de aumento de precios, se propuso en la plenaria de dicho Consejo que el salario mínimo se mantenga hasta el año venidero como una manera de contribuir a preservar el delicado ambiente socio laboral existente”.

Préstamos y más préstamos

Por otro lado, el ministro de Hacienda, Benigno López, defendió ante la Cámara de Senadores del Congreso de la Nación, el Plan de Reactivación Económica Ñapu’a, que requiere un nuevo préstamos de USD 350 millones. De esta manera la deuda pública ya superaría el 30% del Producto Interno Bruto (PIB).

Reportó la web oficial de Hacienda que López refirió que es un plan integral que combina acciones para un despegue económico y social del país post pandemia, con transformaciones de las instituciones que son condiciones necesarias para que un Estado pueda gestionar de manera eficaz los recursos que tiene.

“Tenemos que converger a la responsabilidad fiscal. El esfuerzo de la pandemia nos va a llevar a tener un déficit fiscal de alrededor de siete puntos, que nosotros pensamos reducirlos en cuatro años, de manera gradual para que no afecte tampoco las expectativas de la economía”, subrayó.

El ministro de Hacienda, hermano del actual presidente de la República, manifestó que se está trabajando en el área de protección social, a fin de alinearla a las mejores prácticas, ya que se entendió que Paraguay tiene programas en ese ámbito, pero no posee un sistema. Sostuvo que el Plan de Reactivación también apunta a inversiones con impacto en el empleo, y que la política de inversión pública es clave para la productividad de la economía nacional, la competitividad y la conectividad.

Comentarios