Marina Cue ocupada: “Si nos van a matar, nos matarán tranquilamente, no los enfrentaremos”

Mariano Castro y Martina Paredes, cabezas de la Comisión de Familiares y Víctimas de la Masacre de Curuguaty nos relataron que ayer tuvieron una reunión con el grupo de campesinos que hoy ocupó, tratando de persuadirlos para evitar la medida. Los mismos se oponen a la ocupación debido al proceso y las gestiones que vienen realizando para la liberación de sus familiares y para recuperar las tierras públicas que fueron usurpadas por la familia del fallecido político colorado Blas N. Riquelme. En ese proceso incluso fueron imputados por supuesta invasión de inmueble. Varios campesinos de la Comisión Naranjaty acampan desde hace más de 2 años al costado de la ruta, en el acceso a las tierras donde se produjo la masacre de 2012.

Martina resaltó que hay un grupo que viene trabajando permanentemente por las tierras desde hace tiempo, pero muchos campesinos ya estaban cansados. “Nosotros tampoco podemos atajarles”, dijo. “Va ser triste si pasa otra vez algo o si son detenidos más compañeros”, lamentó.

Por su parte, Jorge Ovelar, uno de los líderes ocupantes nos comentó que decidieron ocupar desde hoy las tierras porque quieren que se implemente la reforma agraria allí. “Hace 2 años y pico venimos esperando y nada aún”, dijo. “Ya estamos cansados, por eso hacemos la ocupación”, expresó y recordó que tomaron la decisión hace dos días.

Según Ovelar hay unas 120 personas que levantaron campamento en el lugar.  Negó la versión policial difundida por el diario Abc Color, según la cual realizaron dispararon intimidatorios cuando los uniformados quisieron ingresar. “Es falso, ni un arma hay acá. Eso lo vamos a demostrar a cualquiera. 12 x 1 la oñembokapua”, aseguró.

Ovelar cree difícil un desalojo porque Marina Cue es tierra pública. Sin embargo, aseguró que están decididos. “Si nos van a matar, nos matarán tranquilamente. Ndoropu’amo’ai hese kuera (no los enfrentaremos)”.

Quieren que el Indert apure los trámites para la recuperación de las tierras y que se le libere a sus compañeros.

“Dos años estuvimos bajo carpa. Más de 2 años 4 meses. Estamos cansados del barro, tenemos hambre. Demasiado ya sufrimos. Muchos compañeros fueron imputados nuevamente. Por eso decidimos”, sentenció.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.