Manifestantes ofrendan rosas a la jueza del caso Curuguaty

Exigen juicio justo para los acusados y el esclarecimiento de la matanza.

Manifestantes depositan rosas y carteles frente a la casa de la jueza Yanine Ríos.

Un grupo de manifestantes se congregaron anoche frente al domicilio de la jueza del caso Curuguaty, Yanine Ríos, y dejaron rosas como símbolo de la vida, según expresaron,  además de carteles con distintas leyendas en que pedían, entre otras cosas, un juicio justo para los acusados por la masacre.

“Feliz Día de la Amistad Blas N. y Rachid”, rezaba uno de los carteles en referencia a los vínculos del fiscal con una de las partes, la familia del fallecido Blas N. Riquelme, propietario de Campos Morombí.

Otro graficaba a una madre con un niño en brazos y la leyenda “Prohibido correr con hijos en brazos”. Esto en alusión a los cargos de homicidio doloso en grado de complicidad que pesan contra Lucia Agüero, Dolores López y Fani Olmedo, a quienes el fiscal acusa de haberse mostrado con niños para crear un ambiente de confianza para tomar desprevenidos a los policías. Rachid sostiene su acusación en que al lograr que los policías lleguen al lugar indicado “misteriosamente” las mujeres empezaron a correr.

“Queremos dejar rosas a la jueza para que sepa lo que es la vida”, afirmó una de las participantes ante el intento policial de impedir el acercamiento hasta el portón de la casa. Además, las fuerzas de seguridad también intentaron detener que se enciendan velas arguyendo “cuestiones de seguridad”. “Hay viento y hojas secas, no pueden prender esas velas”, ordenó un oficial.

“No vamos a violentar la propiedad. Llegamos pacíficamente y así nos vamos a retirar”, aseguró un manifestante.

“No vamos a violentar a nadie. Permítanos que dejemos las rosas”, insistió otra.

Además de pronunciar distintas consignas referentes al desarrollo de la audiencia y las irregularidades en la acusación fiscal, intervinieron varios oradores que ratificaron el carácter pacífico del mitin. A varios activistas y familiares de víctimas, como Mariano Castro y Martina Paredes, les había sido prohibido el ingreso a la audiencia por haber realizado una acción similar en el mismo lugar. La magistrada había denunciado que “tiraron piedras y pancartas” contra su casa y aseguró que temía por su vida y la de su familia.

“Pedimos un juicio justo para los 12 acusados, que son presos políticos que fueron procesados para justificar el golpe de Estado del 22 de junio del año pasado. Solo pedimos ecuanimidad y ética a la jueza y que se respete el derecho de las personas a defenderse. Queremos saber qué ocurrió realmente en Marina Cue. Las tierras son del Estado y deben ser destinadas a la reforma agraria”, expresó otra activista.

“Que paguen los culpables y sean liberados los inocentes”, corearon. “Poder Judicial, corrupto y criminal”, prosiguieron.

También estuvo presente la historiadora Margarita Durán, a quien la jueza echó ayer de la audiencia por haber dicho al fiscal Rachid que sentía vergüenza de ser su colega, ya que ambos son docentes de la Universidad Católica. Durán también reprendió al defensor público Joaquín Díaz, a quien dijo que su deber era estar con los acusados, puesto que este se encontraba conversando con Rachid durante el receso.

Al ser consultado al término de la audiencia sobre la medida tomada por la jueza, el fiscal confirmó que fue a pedido suyo ya que le molestó haber sido increpado. Asimismo, negó que Durán fuera su colega y agregó que está “confundida”, ya que, a pesar de que ambos son catedráticos de la misma universidad, él enseña Derecho y ella Filosofía.

La medida de la jueza fue calificada de arbitraria, ya que si bien tiene la potestad de poner orden en la audiencia, los hechos que motivaron tal decisión ocurrieron durante el receso.

“Pedimos la nulidad del proceso. Arrimaron pruebas que en su momento no se han puesto. El proceso es una farsa que ahora no saben cómo desenredar”, aseveró Durán poco antes de que la protesta se levante, aproximadamente hacia las 9:00 de la noche.

La audiencia del caso Curuguaty prosigue hoy en el Palacio de Justicia luego de una jornada difícil para la fiscalía, ya que varias de las pruebas contenidas en cajas cerradas que se abrieron ayer no figuran en la acusación. Esto fue denunciado por los abogados defensores como una violación de las garantías procesales y del derecho a la defensa, ya que la contraparte debe tener acceso a los medios probatorios de la acusación a fin de contrastar la autenticidad y contraponer las pruebas de descargo que correspondan.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.