Manifestantes denunciaron arbitrariedades judiciales en el caso Curuguaty

Ciudadanos repudiaron la resolución de la jueza Yanine Ríos de llevar la causa a juicio oral, pese a todas las irregularidades que ameritaban la nulidad de todo el proceso y la libertad de los 12 campesinos acusados.

Unas 200 personas se congregaron frente al Panteón de los Héroes para denunciar que los campesinos fueron llevados a un juicio sin garantías.

El miércoles se realizó una concentración frente al Panteón de los Héroes para repudiar la resolución de la jueza Yanine Ríos de llevar a juicio oral a los 12 campesinos acusados por la masacre de Curuguaty, a pesar de todos los vicios procesales registrados. Aproximadamente 200 personas, entre estudiantes, docentes, líderes religiosos, activistas de organizaciones sociales y políticas, denunciaron que el proceso está siendo llevado a cabo sin garantías y enfocado unidireccionalmente en condenar a los campesinos, puesto que no se investigó la actuación fiscal-policial a fin de determinar las responsabilidades por las muertes de los 11 labriegos.

La actividad se inició aproximadamente a las 18:00 horas con una reseña general del caso presentada por Pelao Carvallo, quien además denunció que el defensor público Joaquín Díaz, que ejerció la defensa de los tres sobreseídos, operó en contra de la defensa técnica de los 12 campesinos. También hizo referencia al rol de la fiscala Ninfa Aguilar, quien había encabezado la trágica operación y es responsable de las imputaciones masivas que Jalil Rachid prosiguió.

Luego se tuvo la intervención del Pa’i Oliva, quien señaló que se está achicando el territorio del país privatizando la tierra, el agua, el transporte y otros bienes esenciales.

“En medio de esto aparecen los presos de Marina Cue, a quienes se les está fabricando un sitio para coartarles el pensamiento, la denuncia. Queremos vencer y vivir, y vivir en libertad. Que los presos sientan que estamos todos juntos con ellos. Vencer y vivir, eso es lo que queremos”, remató.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), Enrique Gauto, leyó un comunicado de la organización que recuerda las observaciones del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que había expresado su preocupación por las irregularidades verificadas en el proceso judicial faltando al debido proceso, así como la nula investigación de las ejecuciones extrajudiciales que habrían terminado con la vida de varios campesinos que ya habían sido detenidos e inmovilizados.

Seguidamente tomó la palabra Najeeb Amado, en representación del Frente Guasu, quien observó que, pese al revés sufrido con la derivación a juicio oral de un proceso viciado desde el principio, se logró una gran victoria al haber instalado los detalles del caso con investigaciones alternativas y de esa forma revertir la opinión pública que buscaba sentenciar a los presos políticos solo basándose en la versión oficial.

Inicio de la marcha que terminó frente a la sede de la Fiscalía General del Estado. Foto: Charizard.

También apuntó que el modelo económico y su sistema de representación evidencian su crisis al tener que violar sistemáticamente su propia legalidad, ya de por sí injusta, para finiquitar a como dé lugar un proceso grotesco. “Vivimos el tránsito de un Estado de derecho quebrado a un Estado penal criminalizador”, afirmó.

Asimismo, estuvieron presentes miembros de la Coordinadora de Víctimas del Ycuá Bolaños, quienes expresaron que sienten revivir la injusticia que padecieron ellos mismos con un Poder Judicial hace tiempo privatizado y respondiendo en exclusividad a los dictados del poder económico.

A su turno, el doctor Iván Allende, de Avanza País, aseveró que gracias a las investigaciones paralelas se sabe lo que pasó en Curuguaty y por ello abogó por la libertad de los campesinos presos y el castigo a los verdaderos culpables.

Hacia el tramo final del mitin, Concepción Oviedo, de la Articulación Curuguaty, instó a los ciudadanos a visitar a los campesinos en la cárcel para que sepan que no están solos. “La lucha por la vida es la lucha por la tierra. Su lucha es la lucha de todos”, exclamó.

Luego de unas canciones y tañidos de guitarra, los concurrentes iniciaron una marcha por las calles del centro que terminó frente a la sede de la Fiscalía General del Estado. “Marina Cue, pueblo mba’e”, “Rachid, cobarde, tus manos tienen sangre”, fueron algunos de los estribillos coreados por los manifestantes antes de levantar la jornada.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.