Maneras de cómo evitar intoxicación por alimentos en verano

Los días de intenso calor son los más propicios para contraer enfermedades transmitidas por alimentos.

Los meses de verano constituyen una época especialmente crítica para la adecuada conservación de los alimentos, ya que las altas temperaturas favorecen el desarrollo de microorganismos.

La temporada en que aumentan las temperaturas es propicia para el esparcimiento pero cuando no se guardan ciertas precauciones, esto puede verse empañado por diversas eventualidades que afectan a la salud.

Una de ellas es la presencia de enfermedades transmitidas por alimentos, cuyo riesgo de aparición suele incrementarse durante la temporada de calor y, especialmente, en días de reuniones sociales en los que la manipulación y el traslado de comida se realizan con mayor frecuencia y a veces, sin los cuidados necesarios.

Profesionales de la salud recomiendan tener en cuenta los siguientes recaudos a la hora de manipular la comida:

•    No descongelar los alimentos dejándolos a temperatura ambiente ni con mucha anticipación aquellos que vaya a cocinar (carne, pollo, cerdo). Si el alimento está en el congelador, llévelos a la heladera.

•    No volver a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos de que lo cocine antes de llevarlo nuevamente al congelador.

•    No preparar alimentos con demasiada anticipación.

•    Mantener los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, ya sea las ensaladas que se consumen directamente (en especial si tiene mayonesa), como así también, las comidas elaboradas que deben recalentarse antes de servirse.

•    Una vez servidos los alimentos, mantenerlos en un ambiente fresco.  Evitar dejarlos a temperatura ambiente por más de una hora y sin cubrir, sobre todo en días de mucho calor.

•    Si se traslada alimentos de un domicilio a otro, asegurarse de que estén bien refrigerados. En lo posible, es mejor utilizar recipientes térmicos y a resguardo del sol. Si se realiza el traslado en un vehículo, ubicar los alimentos en la zona más protegida del calor (lejos de las ventanas o del motor), evitar llevarlos en la valijera y, sobretodo, por mucho tiempo.

•    Mantener refrigerados, especialmente, aquellos alimentos hechos a base de cremas o mayonesas. Es preferible utilizar la mayonesa comercial antes que las caseras, ya que toleran mejor el calor por los ingredientes que contienen.

•    Si se solicita algún servicio de comidas a domicilio o de algún supermercado, la entrega se puede demorar. Por eso es importante asegurarse que dichos alimentos no hayan permanecido más de dos horas a temperatura ambiente. Es preferible retirarlos personalmente, en lo posible.

•    Evitar las contaminaciones cruzadas. En la heladera, mantener con tapa los alimentos que se consumen fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Lo mismo para los ya cocidos y los crudos.

•    Asegurarse que los alimentos que compren ya preparados hayan estado bien refrigerados.  Prefiera aquellos comercios en los cuales el personal utiliza guantes, cofia y barbijo para manipular los alimentos.  Una vez realizada la compra, llevarlos inmediatamente al domicilio y guardarlos en la heladera hasta el momento de ser consumidos.

•    Al finalizar el almuerzo o la cena, si los alimentos sobrantes estuvieron expuestos más de dos horas a temperatura ambiente, éstos deben ser desechados. Si la exposición ha sido por un lapso de tiempo menor, guardarlos en la heladera lo antes posible.

•    Los alimentos no deben permanecer fuera de la heladera por más de una hora antes de ser consumidos, recalentados, refrigerados o colocados en el freezer.

•    Evitar siempre cortar la cadena de frío, pues en verano los alimentos son más susceptibles a la contaminación bacteriana. Tanto en los picnics, en la playa, clubes sociales o en cualquier otro lugar al aire libre, transportar los alimentos de manera que se encuentren refrigerados y protegidos del sol (utilizar, en lo posible, conservadoras adecuadas). Si esto no es posible, elegir alimentos que soporten mejor las condiciones de temperatura ambiente (enlatados, frutas o desecados).

•    Utilizar agua segura, no sólo para lavar sus manos y los utensilios a emplear, sino también para preparar hielos, jugos o mamaderas.

Fuente: Ministerio de Salud Pública

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.