Lugo adelanta fundamento electoral

Análisis. En su mensaje de fin de año.

Fernando Lugo, en su mensaje de fin de año, adelantó algunas bases de lo que será el fundamento de la campaña electoral del frente gubernista. Las consultas de salud, algunos remedios y estudios, la merienda y útiles escolares gratuitos, la atención primaria de salud y la asistencia económica a unas 95 mil familias fueron destacados por el Presidente como cuestiones muy sensibles para la población humilde. Esta gente, dijo, siente el cambio, y es la que determinará si el cambio continúa o no. A esta serie de medidas asistenciales, sumó en un apartado las negociaciones con Brasil que terminaron con la triplicación del dinero que este país nos da por la cesión de la energía que no utilizamos y el financiamiento de una nueva línea de traslado energético. Este nuevo tendido es presentado como la fórmula para aumentar la capacidad de consumo de la energía eléctrica,  actualmente en fase de colapso intermitente.

Hubo, claro está, varios otros puntos destacados por el Presidente en su discurso de fin de año, pero, en general, las cuestiones esenciales que constituirán la base patrimonial del gobierno de Fernando Lugo están descritas en esas líneas programáticas.

Pero, como en otras oportunidades, su discurso sigue siendo de justificación ante lo que él llama una confrontación desleal. Por eso repitió que será esa gente beneficiada por estos cambios la que determinará si continúa o no el cambio, un poco abriendo paraguas y otro poco señalando a las fuerzas de coalición en el gobierno cuáles son los aspectos que deberán ser destacados para que “continúe el proceso de cambio” más allá del 2013.

Esa agenda asistencialista es una clave electoral. Por eso, varios sectores de oposición al gobierno, incluidos en muchos casos el extraño entramado del PLRA, ubicaron en su agenda como prioridad frenar el presupuesto del Ejecutivo planteado para las APS, Atención Primaria de Salud, y Tekopora, este programa de ayuda condicionada a los pobres extremos. En un perverso juego con la pobreza extrema, estos recursos fueron puestos en discusión, mientras pasaban ampliaciones extraordinarias para fuerzas armadas y policiales propuestas por el mismo Ejecutivo.

Ciertamente, el mísero recurso asistencial llega a sectores, como en el mundo campesino, donde cualquier “puchero es alimento”. En la antigua pobreza rural, este dinero “oxigena”, como lo dijo Fernando Lugo, la economía básica, sostenida básicamente en la producción de alimentos de subsistencia y algunos rubros de renta como el sésamo, el algodón y el kaaehe. Y en el caso de las APS, muchísimos asentamientos y compañías que nunca tuvieron acceso a una mínima atención en sus localidades cuentan ahora con una ambulancia, uno o dos personales médicos y un dispensario.

Es muy poca cosa, pero quién entienda la postración histórica de nuestro pueblo comprenderá que en algunos casos esa mínima asistencia define la línea entre la vida y la muerte. Así como la derecha ruda utilizará el miedo (agudizando aquello que llaman inseguridad), como primer elemento electoral, el frente gubernista se sostendrá en estos mínimos avances y en algunas prácticas de institucionalización sin alterar un ápice el modelo económico heredado, que acumula por arriba y reparte migajas para abajo. El juego electoral está abierto.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.