“Los trabajadores de la Línea 30 están sufriendo constantes persecuciones”

Juan Villalba es dirigente de la Federación Paraguaya de Trabajadores del Transporte Terrestre (Fepatrat). Es chofer de la línea 242 de la ciudad de Ypacaraí y junto con su esposa, María Concepción Candia, solidariamente se crucificaron con otros ocho trabajadores de la Línea 30 que fueron despedidos por la patronal como represalia por haber conformado un sindicato.

Juan Villalba se dirige a su esposa María Concepción Candia a la salida de la primera fallida tripartita.

Los trabajadores se habían visto obligados a organizarse para defender los derechos laborales que eran incumplidos sistemáticamente por la empresa del político colorado Justo Martínez Noguera y cuyo rostro visible es el gerente Aufredi Paredes.

Villalba recordó que fueron 59 los días que cuatro de los trabajadores estuvieron en huelga de hambre, además de estar 55 días crucificados junto con otros 8 compañeros. Afirmó que en este momento no pueden decir que la situación esta buena, dado que los trabajadores de la Línea 30 están sufriendo constantes persecuciones día a día tanto dentro como fuera de la empresa. A esto se suma que han quedado en los banquillos.

“Los compañeros se presentan y cumplen las 8 horas en su puesto de trabajo, pero no se les da colectivo, no se les da trabajo efectivo, siendo que el compromiso con la patronal era el trabajo efectivo para todos los huelguistas. Hay una discriminación total contra estos compañeros”, denunció.

El dirigente enfatizó además que hay muchas irregularidades que suceden dentro de la empresa, entre los que citó a “los compañeros que no tienen IPS, los crucificados se iban al hospital para consultar y se les negaba la consulta en vista de que no tenían seguro. Además la empresa no acepta el reposo médico expedido por sanatorios privados”.

Los crucificados son trasladados en carritos desde Luque a Asunción. Foto: Marco Flecha.

Al respecto mencionó que los crucificados, a raíz del excesivo tiempo que mantuvieron la medida, se quedaron con profundas secuelas causadas por las heridas de los clavos en las manos y que sufren de intensos dolores, por lo que están viendo la posibilidad de operarse quirúrgicamente para tratar de recuperar la movilidad y curarse de las molestias.

Con todas estas complicaciones, aseguró, “los afectados tuvieron que volver inmediatamente a sus puestos de trabajo una vez levantada la medida, ya que la empresa no cedió reposo a los huelguistas luego de estar tanto tiempo crucificados. El acuerdo con la patronal exigía la incorporación inmediata de los compañeros, por lo que corrían el peligro de ser acusados de abandono del puesto de trabajo”.

En ese sentido dijo que “solicitamos entonces permiso para reposar ya que los compañeros no tenían seguro de IPS y no tenían la posibilidad de recurrir al seguro médico. Entonces hicimos el esfuerzo de pedir permiso, lo que a la empresa le agradó mucho porque los permisos son sin goce de sueldo y van a cuenta del trabajador”.

“Por ejemplo, los días que los compañeros estuvieron de huelga les fueron descontados totalmente. Sin embargo, hubo una negociación con la patronal y se logró que los 58 trabajadores que estaban en huelga se repartieran 60 millones de guaraníes, que recibieron en concepto de salario por los dos meses”, apuntó.

La Fepatrat se adhirió a las movilizaciones realizadas en contra de la ley de participación público-privada (APP), a la que calificó de “una cosa lamentable para el país y para el campo sindical, para los trabajadores, porque decir que es faltar el respeto a los trabajadores es poco. Esto es pisotear los derechos de los trabajadores, es una cosa muy vergonzosa. Desde nuestra federación, consideramos que es una lástima que de esta manera se tenga que aceptar o mejor dicho entregar el patrimonio público paraguayo”.

Finalmente, criticó a las federaciones sindicales, a quienes acusó de permitir que el país haya llegado a esta situación. “Nosotros no tenemos credibilidad hacia las otras organizaciones, por eso siempre nos hemos mantenido de forma independiente y pensamos seguir de esta manera porque hay mucha suciedad en el campo sindical”, remató.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.