Los màrgenes de la «gran» prensa: a propòsito del libro «La vida y la bronca»

El libro “La vida y la bronca” que Julio Benegas Vidallet presentará este sábado en la Plaza Italia, a partir de las 20 hs.,  sirven a estas líneas que siguen como causa y excusa.

La causa es facilitar información de ésta publicación a aquel lector que guste paladear de textos periodísticos de la mejor sepa. De esos textos que omiten estilos narrativos rebuscados y contenidos abstractos. Esos que cuentan la cotidianidad de la gente en forma directa y concisa, con palabras sencillas. Bondades que contiene el libro de Benegas.

En cuanto al contenido mismo de los treinta y dos artículos de opinión y de análisis y de los ensayos que pueblan las páginas referidas, se me hacen como fotos en movimiento de las coyunturas políticas y sociales que venimos viviendo de un tiempo a esta parte. Serie de fotos que ayudan al lector a tener una lectura de las cosas, porque son coyunturas retratadas con mucha agudeza: el periodista-comunicador mira lo que pasa en la realidad concreta y la describe, separando la paja del grano. Es que no hay necesidad de dar tantas vueltas para contar algo, salvo que no se tenga claro qué se va a contar; además, no hay porqués para ser artificiosos en el lenguaje; hay que contar naturalmente, como es la vida. Todo esto nos enseña los escritos de Julio.

De modo que aquel lector que tenga en sus manos “La vida y la bronca” sí podrá disentir con las posiciones políticas e ideológicas que trasuntan en sus escritos; posiciones, creo yo, anti oligárquicas desde las perspectivas política, economía, artística o histórica. Y con esto no hay problemas. De lo que no podrá quejarse el lector es, arriesgo a decirlo, de la forma en que se cuentan estas posiciones. Julio es pedagógico, cualidad esencia para un buen periodismo.

La excusa para escribir esta breve nota es reivindicar la figura y el trabajo periodísticos de Julio Benegas. La gran prensa “democrática”, aquí y en cualquier país, deja márgenes en sus redacciones para los críticos, aquellos que sobreviven entre los mediocres, los venales y los que simplemente viven su condición de trabajadores dependientes de sus salarios y de la ideología del patrón. En este sentido, la mayoría de los escritos del libro ya fueron publicados en el diario ABC Color, empresa donde trabaja el autor hace 15 años. Por el contenido del texto se comprueba que Benegas aprovechó con personalidad e inteligencia ese breve espacio que dejan en sus empresas los calumniadores del pueblo como Aldo Zuccolillo. Me consta que Julio realiza su tarea periodística con dignidad de trabajador, con autonomía de pensamiento, como lo hacen varios otros periodistas que trabajan en los medios de la Oligarquía. Y esto hay que celebrarlo en estos momentos en que muchos periodistas de la gran prensa contribuyen, por elección y condición, a despreciar a nuestra gente con informaciones falsas, tergiversadas u ocultadas. Desprecio desde la gran prensa que se incrementará si los poderosos señores de los medios ven que las mayorías organizadas apeligran en serio sus privilegios monárquicos.

Me queda, por último, señalar algunas imperfecciones del libro. En la tapa lucen los colores rojo y negro con rayas blancas y el dibujo de un puño cerrado y otro abierto. Combinaciones que sugieren más la publicación de un manifiesto partidario antes que textos periodísticos sencillos, como lo son de hecho. El título contiene la palabra “bronca”, un execrable argentinismo, propio de la mentalidad colonial que yo, julio y muchos paraguayos y paraguayas padecemos.

Me queda también decir que aquel margen crítico del que hablé arriba, por lo menos en ABC Color hasta ahora, están hoy cerrados completamente. Porque el país va viviendo cada vez más posiciones irreconciliables entre los ogros de siempre y los que queremos un futuro mejor. Situación que obliga a los dignos e inteligentes a despreciar el salario y a olvidar por un momento a la familia para arriesgarse construir nuevos espacios de comunicación para la gente.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.