Los gobiernos que reescriben su historia

El Consejo Nacional de Educación de Chile cambió la expresión “dictadura militar” por la de “régimen militar”.

"(...) hace mucho que el poder se dio cuenta de que a través de la interpretación de la historia se pueden crear opiniones." Imagen: La voz del sandinismo.

El último fue el gobierno de Chile, cuyo Consejo Nacional de Educación (CNE) aprobó el cambio de la expresión «dictadura militar» por la de «régimen militar» en los libros de texto, pero a lo largo de la historia han sido muchísimos los gobiernos que han «revisado» su pasado.

Alguien dijo que la historia la escriben los vencedores, y es que hace mucho que el poder se dio cuenta de que a través de la interpretación de la historia se pueden crear opiniones.

Es difícil imaginar lugares en los que esto no se ha hecho, pero algunos ejemplos ponen más de relieve la capacidad de ciertos gobiernos de reinterpretar su pasado

El intento de Texas

En 2010 hubo un intenso debate en el seno de la Junta de Educación de Texas, encargada de elaborar el currículum de historia para las escuelas del estado.

Algunos de sus miembros conservadores quisieron reescribir el programa, y hacer especial hincapié en que los padres fundadores de la patria y los autores de la constitución quisieron que los Estados Unidos fuese una nación predominantemente cristiana, en vez de una que hace una clara separación entre iglesia y estado.

Otra de las sugerencias fue que se diese más atención a la figura de Ronald Reagan, como arquitecto de un resurgir nacional y vencedor de la Guerra Fría, y a instituciones como la Fundación del Patrimonio, la Mayoría Moral (una organización cristiana), o la Asociación Nacional del Rifle.

Quisieron además llevar el cambio fuera del estado, ya que presionaron para que su programa fuese adaptado por otros estados de la unión y para que las casas editoras lanzasen nuevas ediciones.

El gobierno colaboracionista de Vichy

Hasta la llegada a la presidencia de Jacques Chirac, el punto de vista francés sobre Vichy (el gobierno colaboracionista con los nazis desde 1940 a 1944) fue que el régimen fue de carácter ilegal, e impuesto por traidores bajo influencia extranjera.

A pesar de que se reconoce el carácter criminal de Vichy, se niega cualquier responsabilidad del estado francés, alegando que todo lo hecho durante el periodo fue inconstitucional y desprovisto de legitimidad.

El promotor de esta visión fue Charles de Gaulle, que insistía en la poca claridad de la votación que dio el poder a Petain, cabeza del gobierno colaboracionista.

No fue hasta 1995 que el presidente Chirac reconoció en un discurso la responsabilidad de Francia por secundar los proyectos criminales del país invasor, especialmente el papel de la policía francesa y la ayuda prestada para la «solución final» alemana.

Fuente: BBC Mundo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.