Los Enxet siguen esperando que los Domiguez Dibb le devuelvan sus tierras

Indigenas de la parcialidad enxet

La Corte Interamericana de DD.HH. ordenó al Estado paraguayo que reponga  a los indígenas las 14.400 hectáreas de tierra que les pertenece. El gobierno de Lugo desoye el mandato. Los líderes Albino Gómez y Aníbal Flores, de la comunidad indígena Enxet de Yakye Axa, exigieron ayer al presidente Fernando Lugo que cumpla con el mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y reponga las tierras que pertenecen a esta comunidad y que actualmente son de la ganadera Loma Verde, de la familia Domínguez Dibb.

En junio de este año el Estado asumió la responsabilidad ante los líderes de esta etnia y ante la instancia internacional de adquirir otras tierras como medida alternativa, pero como el trámite fue lento, el propietario de este terreno vendió su propiedad a otra persona y los indígenas quedaron con las manos vacías, según Flores.

Ante esta situación, los líderes manifestaron que ahora quieren que el Estado compre su territorio original, en Loma Verde, Chaco.

Además, agregaron que intentarán conversar personalmente con el presidente Lugo para que se cumpla con esta deuda histórica.

Asimismo, aseguraron que no descartan recurrir a movilizaciones como forma de protesta y reclamo.

Los Enxet reivindican 14.400 hectáreas de tierras, ya que desde hace unos 15 años viven a la vera de la ruta. La Corte ya falló a su favor, pero el Estado sigue sin acatar el mandato.

Comentarios

Publicá tu comentario