Los colores del arco iris dieron vida al centro de Asunción

La marcha por los derechos de lesbianas, bisexuales, trans, gays e intersex tuvo su colorido característico.

El grupo Panambí, durante la marcha. Foto: Monin Carrizo/Pablino Caballero.

Por: Jasper Kerremans.

El microcentro de Asunción se llenó de los colores del orgullo gay por unas horas el pasado viernes 30 de setiembre cuando la 8va marcha LGBTI irrumpió con batucadas, música y las más pintorescas consignas.

Unas mil personas trans, gays, lesbianas, heteros, inter, bisexuales y queers dijeron no a todo tipo de discriminación y mostraron a los ojos de los vecinos del centro una marcha donde las identidades sexuales pueden convivir en una sociedad.

Con el lema “para construir la igualdad, festejemos la diversidad”, las diversas organizaciones hicieron lo propio, poner música y un poco de humor al encuentro. La marcha partió de la escalinata de Antequera, donde se hizo un calentamiento previo con volanteadas, invitaciones y la distribución de una lápida que rezaba “Marco Rector, QEPD”.

La marcha fue organizada por la coalición LGBTI (Lesbiana, Gay, Bisexual, Trans- e Intersexual), integrada por organizaciones como AIREANA, PANAMBI, PARAGAY y la Comuna de Emma, Chana y todas las demás, entre otras.

Consignas

Con el inicio de la marcha se fueron visualizando consignas como “sexo anal, contra el capital”, “matrimonio igualitario, no, gracias”, levantada por el grupo Feministas Radicales de Izquierda de Asunción (Fridas). Las mismas no se cansaron de cantar que son “feministas, proletarias, putas y revolucionarias”.

Llamó la atención un mensaje dirigido a la organización denominada Federación de Asociaciones por la Vida y la Familia (Fedavifa), que promueve una campaña denominada “queremos papá y mamá”. El cartel, en clara referencia a esta agrupación decía “sexo anal, para papá y mamá”.

Un grupo que formaba parte del “bloque autónomo”, fue pintando consignas por las paredes y las murallas. Entre ellas, se pueden resaltar “insurrecto por el recto”, “fuera machos, fuera fachos”, “plazas y deseos sin rejas” -en uno de los costados de la Plaza Uruguaya-, “contra la moral opresiva” y “cuerpos libres, deseos subversivos”.

No faltaron las clásicas “chucha con chucha, esa es nuestra lucha”, “saca tu rosario, de nuestros ovarios”, “clítoris, clítoris, si probás ya no salís”, entre otras.

Panteón de los Héroes

La marcha llegó a su destino, el Panteón Nacional de los Héroes, que como en los últimos años fue adornada con luces multicolores. En el lugar se desarrolló un acto con discursos breves, música, teatro y baile. El primer atractivo de la noche fue la travesti  ‘maestra de ceremonia’, quien se presentó con el nombre “Envidia Metenés”.

Marivi Vargas y el Grupo Kambakua. Foto:Monin Carrizo/ Pablino Caballero.

El popular grupo Camba Cuá, con la voz de Mariví Vargas, dió el primer show. Un grupo de teatro animó la noche con un mensaje muy ‘diverso’ y luego del mensaje de apoyo de las diversas organizaciones presentes, cerró el acto el grupo de bailarinas travestis de Panambí.

Por la equidad y la libertad

En un comunicado, la coalición LGTBI expresó que es necesario “ir construyendo las condiciones que permitirán verdadera equidad y libertad. Para construir la igualdad da cuenta de la lucha LGTBI que, con apoyos o sin ellos, se está dando un espacio propio en el concierto de sociedad paraguaya, posibilitando que Paraguay se reconozca como diverso y conformado por diferentes sensibilidades, proyectos y sueños”.

Comentarios

Publicá tu comentario