Los casos de torturas y maltratos denunciados por Codehupy

Los cuatro casos de torturas y detenciones ilegales se sustentan en los testimonios de las víctimas recogidos por Codehupy. Pruebas visuales y escritas de los hechos serán presentados hoy.

Uno de los casos son las detenciones y torturas entorno a la quema del destacamento militar de Tacuatî,  Departamento de San Pedro, San Pedro, ocurrida el 31 de diciembre de 2008.

El 6 de enero de 2009, el presidente Fernando Lugo ordenó la cooperación de los militares en la búsqueda de los responsables de la quema del destacamento militar y la lucha contra el crimen organizado a través del Operativo Jerovia.

En torno a este hecho, el domingo 11 de enero de 2009, fueron detenidos pobladores de Kuruzú de Hierro, una comunidad distante a 20 kilómetros aproximadamente del lugar, entre ellos Alcides Martínez , Crispín Fernández y Américo Fernández, como supuestos responsables de la quema del destacamento militar. Todos los detenidos sufrieron torturas físicas y psícológica

Torturas sufridas por miembros de organizaciones campesinas en el marco de la búsqueda de supuestos asesinos de un efectivo policial que custodiaba un  sojal, en Choré, Departamento de San Pedr.

A consecuencia del asesinato del policia, fueron detenidos  41 pesonas. Todos feuron metidos en un colectivo para trasladarlos a la comisaría de Jejuí. Los detenidos fueron obligados a ir arrodillados y con la cabeza mirando el piso. Estando en esa posición los rociaron con gas lacrimógeno. Durante y después del “procedimiento” muchas familias abandonaron sus viviendas por miedo a un nuevo allanamiento, los rumores de que el mismo se iba a volver a realizar esa noche fueron muchos y crearon zozobra en la comunidad.

Abusos cometidos durante el estado de excepción 23 de abril de 2010 al 24 de mayo de 201a, declarado por el presidente Fernando Lugo.

Luego de que feuran asesinados dos policias, el  jueves 17 de junio pasado, efectivos de la FOPE ingresaron sin orden judicial y en número de 35 aproximadamente  a la propiedad de Marciano Martínez (62), quien se encontraba en compañía de su hijo Arnaldo Martínez (15). Sin dar mayores explicaciones, los policías violentamente les ordenan que se tiraran al suelo con las manos a la cabeza. Una vez en el suelo, recibieron varios golpes, patadas, insultos, amenazas de muerte, no permitiéndoseles  que  hicieran preguntas ni miraran el rostro de los intervinientes. Los policías les incriminaron como autores de los disparos a raíz de los cuales fallecieron los dos policías. Todo esto ocurrió en el patio de su propieda.

El ultimo caso es el de Severiano Martínez, ejecutado por las fuerzas policiales por ser supuesto miembro del EPP. El caso es una ejecución extrajudicial  cometida por el Estado.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.