Los bancos tienen un patrimonio de 2091 millones de dólares

Cuando llegue diciembre de este año, los bancos habrán ganado 400 millones de dólares.  Intereses usurarios, muy bajos impuestos y débil control facilitan una inmensa acumulación de capital de los bancos.

La intervención en los astronómicos intereses de la tarjeta de crédito promete este año estancar la ganancia de los bancos, que no ha parado de crecer, año a año. Aun con este pequeño freno, la proyección de ganancia para este año ronda los USD 400 millones.

A abril de este año, los bancos en Paraguay ya habían ganado 747.226 millones de guaraníes. Los bancos extranjeros se alzaron con 299.764 millones y los locales con 319.513

A abril del año pasado, los bancos declararon ante el Banco Central del Paraguay ganancias por Gs.  861.518 millones.

Esta merma en las ganancias se produce luego de que el Banco Central, obligado por la ley 5476/2015,  bajara la tasa usuraria al 43.3 por ciento. Había llegado al 57%. Es decir, se podía cobrar por un crédito de G. 10.000.000 hasta G. 5.700.000. Las tarjetas de crédito efectivamente lo hacían.

Lo que promete no cambiar en casi nada es el orden de los grandes ganadores del sistema financiero. Hasta abril, Itaú lideraba sin mucha resistencia el tablero con G. 185.563 millones, unos USD 40 millones de dólares.

En la anterior entrega de este reportaje habíamos señalado la importancia de los trabajadores asalariados del Estado y del sector privado en la renta de este banco. Al administrar sus sueldos, los convierte en clientes, consumidores de tarjetas, adelantos de sueldo, créditos exprés…

Al proyectar los datos actuales, al cierre de diciembre próximo los bancos  habrán ganado G.2.241.678.000.00, unos USD 400 millones de dólares. Estos se sumarán a los 1.035 millones de dólares que  ganaron de 2013 a 2015.

Alrededor de USD 40 millones irían al fisco, el resto a aumentar el patrimonio de los bancos y sus accionistas. El patrimonio de los bancos 16 bancos de plaza -público, privados, nacionales y extranjeros- a abril de 2016 asciende, según la Superintendencia de Bancos, a Gs. 11.711.740.000.000, unos 2.091 millones de dólares.

En Paraguay, los bancos pagan el mismo impuesto que las demás empresas: el 10% sobre las ganancias. En Brasil, a partir de ganancias de más de USD de 70.000 dólares, los bancos deben abonar al Estado unos 35%.

Esta bajísima imposición, los altos intereses y una inflación súper controlada por el Banco Central del Paraguay configuran un escenario importante para las altas ganancias del sistema financiero en el país. Y la posibilidad de transferencia de capitales a sus matrices sin más vueltas que un pago del 15%, en el caso de los bancos, convierte al país en un “bonito” (parafraseando a Horacio Cartes) lugar para las inversiones financieras. Dinero por dinero, sin manipulación de materia prima, gastos permanentes en maquinarias, combustibles y “cada vez más cerca de usted”.

 

Comentarios

Publicá tu comentario