Los ateos tienen mejor vida sexual que los creyentes

La Universidad de Kansas llegó a esta conclusión con una encuesta a 14.500 estadounidenses.

"Probablemente dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida"

"Probablemente dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida", dice una campaña llevada adelante en varias ciudades del mundo.

Los ateos tienen mejores vidas sexuales que la gente religiosa, que vive atormentada por la culpa durante el coito e incluso semanas después del mismo, según los investigadores de la Universidad de Kansas, en EE.UU.

Creyentes y no creyentes admiten que realizan las mismas actividades como masturbación, ver pornografía, sexo oral y tener aventuras, informa The Daily Mail. Pero los seguidores de cualquier religión no disfrutan sus experiencias tanto como deberían debido al estigma creado por sus sistemas de creencias, según el estudio, ya que experimentan intensos sentimientos de culpa después de llegar al clímax.

Los resultados surgen de una encuesta llamada ‘Sexo y secularismo’ realizada a más de 14.500 personas en EEUU, llevada a cabo por los psicólogos Darrel Ray y Amanda Brown de la Universidad de Kansas. Todos los encuestados tenían sexo el mismo número de veces a la semana, ya que la encuesta se centró en personas con una actividad sexual similar en una edad cercana. Según la encuesta, la gente religiosa y devota puntuaba su vida sexual mucho más bajo que los ateos. También admiten fuertes sentimientos de culpa después del acto.

Los seguidores de religiones estrictas como los mormones puntuaban más alto en la escala de la culpa sexual. Su puntuación llegaba a 8,19 puntos de 10, seguidos de cerca por los Testigos de Jehová, los seguidores de la Iglesia de Pentecostés, los adventistas del Séptimo Día y los baptistas. Los católicos puntuaron su culpa sexual en un 6.34 mientras que los luteranos se quedaron en un 5,88. En cambio, los ateos y agnósticos puntuaron su culpa en 4.71 y 4.81, respectivamente.

De la gente que creció en hogares muy religiosos, un 22.5 por ciento indicaba que estaba avergonzado de masturbarse comparado con sólo el 5.5 por ciento de gente que se siente de esta manera y ha sido educado en hogares menos religiosos.

Sin embargo, quienes han perdido su fe y se volvieron ateos señalaron que han tenido una mejora significativa de satisfacción sexual. La gente que ha dejado sus creencias religiosas señala que sus vidas sexuales han «mejorado mucho» y puntúan sus nuevas experiencias con un 7,81 de 10.

«Pensábamos que la religión tendría efectos residuales en la gente después de dejarla, pero nuestros datos indican que no es así. Fue una sorpresa agradable. La inmensa mayoría no mostraba signo de ello y siguen con sus vidas sexuales bastante bien», explica Darrel.

Y añade que «nuestros datos muestran que la gente se siente muy culpable sobre su comportamiento sexual cuando son religiosos, pero eso no los detiene, pues sólo les hace sentirse mal. Desde luego, tienen que volver a la religión para obtener el perdón. Es como si la iglesia te generara la enfermedad, y luego te ofreciera la cura.»

Fuente: Telecinco

Comentarios

Publicá tu comentario