Los árboles se suicidan

«Zuccolillo el arborizador». Opinión.

Rubín y Zuccolillo plantando árboles como parte del proyecto A todo pulmón.

. Fuente www.wwf.org.py 

Hoy es el día del árbol y por lo tanto los medios de comunicación despliegan en sus páginas y emisiones materiales alusivos. El diario ABC Color es el más emotivo de todos. Trae informaciones en su portada de que actualmente carperos -una vez más- perturban las intenciones forestales de Tranquilo Favero al tumbar ilegalmente árboles de la reserva del brasileño, ubicada en Ñacunday. El matutino además reparte a sus lectores y lectoras semillas de lapacho y un folleto de cómo sembrarlas. Aclaro que voy a plantarlas en la casa de mamá el fin de semana.

En su página 24 desdobla la información sobre la tala ilegal en Ñacunday y en otro apartado muestra los esfuerzos del insobornable Instituto Forestal Nacional (INFONA). Dando vuelta unas páginas más, en la 39, encontramos el titular “Quedan solamente un millón de hectáreas del bosque Atlántico”.

La información comenta que en 50 años se exterminaron casi 7 millones de hectáreas de dicho bosque y que solo quedan 1.100.000 hectáreas; desmenuza cuáles son las especies en extinción y rememora las distintas fechas en que se recuerda el día del árbol en el continente. Cierra la información mostrando el desinteresado esfuerzo y calendario de actividades para hoy de organizaciones privadas como “A todo pulmón, Paraguay respira”.

Mapa de la ubicación y avance de la soja durante la última zafra. Fuente:Instituto de Biotecnología Agrícola(INBIO) de la Unión de Gremios de la Producción(UGP).

El artículo es la máxima expresión de la frase “Los medios de comunicación no nos mienten, sólo no nos dicen todo”: en todo momento evita mencionar cuáles son las causas de tanta deforestación en el país y cuáles las actividades vinculadas a ella.

Finalmente la mordaz broma del señor Zuccolillo -en el fondo un niño rico listo, además amante de los desafíos- se completa en la bolsita adjunta al ejemplar de ABC Color donde vienen las semillas. En ella se combina el sello de su medio de comunicación al lado de otro que dice “Yo soy custodio de la naturaleza”. En el medio una imagen de un imponente tajy amarillo florecido, y abajo a la izquierda una publicidad de las motosierras Stihl, “apoyando la reforestación y el manejo sustentable”, maquinarias que en sus otros negocios la familia Zuccolillo comercializa, cuando no está vendiendo tierras desde su inmobiliaria o prestando dinero a inversores del sector sojero-ganadero desde su banco.

Decía el periodista uruguayo Raúl Zibechi, al intentar perfilar los rostros del modelo extractivista, el que tumba nuestros bosques en todos los países:

“No se le puede robar el agua y los bienes comunes a un pueblo sin someterlo, sin reprimirlo, sin militarizarlo, por eso digo que no hay acumulación por desposesión, no hay extractivismo sin militarismo y sin represión”. Y nosotros queremos agregarle: tampoco hay extractivismo sin la tarea de cierta prensa.

 

Mapa de la zona geográfica que ocupa el bosque Atlántico. Foto: WWF

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario