López Perito: «Este es un gobierno sin el apoyo político suficiente para reformas estructurales»

En una larga entrevista realizada a Miguel Angel López Perito y publicada en E’a digital el pasado 2 de junio, el jefe de gabinete civil señalaba que los cambios de fondo deben ser impulsados por una gran fuerza política. Reproducimos pasajes de aquella entrevista.  Abajo al entrevista:

  • Leyendo el Documento “Plan de Políticas Públicas Paraguay 2010-2020” no nos quedaron claras algunas cuestiones: ¿Cómo hacer una Reforma Agraria en un país con Desigualdad Perfecta? El último Censo Agrícola culminado el año pasado indica un índice de desigualdad Gini del 0,94!

Hay dos cosas que yo distingo en esa percepción, pero para el objeto del debate tenemos que diferenciarlas. Dos cosas en la misma percepción, que yo ciertamente comparto sobre la problemática. En primer lugar, ¿cuál es la capacidad de este gobierno para reformas estructurales?  Este es un gobierno sin el apoyo político suficiente para reformas estructurales. Entonces se juega donde se puede jugar. Uno de los lugares donde no se puede jugar hoy a cabalidad es el tema de la Reforma Agraria. El tema de tierras. Para eso se requiere mucha más fuerza política.

Entonces, ahí  en el documento se plantean las líneas correctamente, pero no se plantean en el marco de un debate político-social, sino que se plantean como soluciones técnicas. Y eso no va ir a ningún lado. Mientras que no pase a la esfera social, y se debata esto públicamente, y se generen consensos más fuerte en la población no tiene esperanzas de ir a ningún lado. El otro tema; son los instrumentos; el Estado así como está  no va dar respuestas a las necesidades estructurales.

  • ¿Qué falta?

Una construcción mucho más política. Falta una fuerza político-ideológica que sirva de base para un cambio más de fondo.

  • Pero no solo se trata de la Reforma Agraria. También de la Reforma del Aire para las comunicaciones

No, todo. Estamos pasando de una etapa de un control absoluto de la oligarquía del aparato estatal a buscar pequeños causas por los cuales producir un cambio.

  • ¿Cuál es la mejor jugada que se puede hacer en este periodo que vos pintás como todo muy apretado; muy asediado? A veces nos preguntamos: ¿Cuál es el Diálogo que tiene Fernando con la Población sobre estos puntos?

Yo creo que se puede avanzar en muchas cosas. Lo que pasa es que hoy, el tema de la Reforma Agraria, pasa por temas tan simples como por ejemplo desbaratar la banda mafiosa que negocia los lotes en el INDERT. Hace unas semanas atrás una fiscala descubrió el fato por el cual desde el INDERT estaban queriendo retitular una propiedad, que es propiedad del INDI, 5000 hectáreas más o menos en el Chaco, que además es colindante con Bolivia y según algunos diagnósticos existe petróleo en su subsuelo. Es decir ese tipo de jugadas se hace todos los días y eso supone desbaratar internamente la rosca de una gran agencia inmobiliaria mau por supuesto, que negocia tierras regularmente y que de alguna manera no permite que se pueda tener hoy un catastro mínimamente en forma.

Primero está  la voluntad política. ¿Entonces qué pasa? Entra una persona como Alderete, una persona con muy buenas intenciones, pero no tiene la capacidad de gestión, la logística y el apoyo político para hacer. Y eso yo diría que ocurre en otras instituciones. Muchos ministerios son grandes agencias prebendarias.

Creo que hoy, más que una respuesta de gobierno, existen líneas individuales de los administradores de turno. No se pudo llegar a madurar como línea política que instalara eso en el Gobierno. Entonces, tenemos el sector liberal, el sector tal, y al final cada uno está jugando al juego de la reproducción de su propio sector interno dentro del Gobierno, ganar espacio, fortalecer su candidatura para el 2013 y no jugando a un Proyecto de Cambio del Gobierno. Ese es el tema de fondo; los planteamientos existen, hay infinidad de estudios. Últimamente estuvieron acá  los coreanos, también trabajando aquí. Una propuesta buenísima de lo que podría ser un planteamiento de Desarrollo del País; pero ningún sector hoy se ha tomado la molestia de siquiera plantear, instalar en el debate y mucho menos liderar un Proyecto de Desarrollo Nacional. Y esa es la ausencia de liderazgo político, la ausencia de proyección, de debate, que hace que muchos de estos documentos se hayan producido, pero que no se hayan podido canalizar, ni plasmar en la realidad.

  • Un par de planteos: si tomamos el significante de Corrupción. ¿Qué tranca  hacer una buena auditoría antes de comenzar las administraciones ministeriales? A fin de demostrar que la corrupción es una herencia instalada en el aparato estatal; una herencia de administraciones anteriores.  Sabemos que va a ser trancada; pero bueno por lo menos para decir “nosotros la lanzamos”,  lo otro, retomando una cuestión no respondida ¿el diálogo presidencia-movimientos sociales cómo está? Y en tercer término vos estás hablando de un poder dentro del poder ejecutivo, cuando lo pones “a Borda y su grupo de Hacienda” como separado del equipo de Gobierno… Acá hay un sector que no dialoga con las otras intencionalidades que tenemos y que obstruye el proceso.

Bueno, primero, para cerrar el punto referido al documento de Políticas Públicas Paraguay 2010-2020, yo les diría que es un documento que no tiene ni la pretensión, ni el rigor de un documento estratégico, porque no tiene el soporte de un proyecto histórico en el cual se encuadre esto. Yo les diría que es una respuesta funcional generada a partir de la práctica de gobierno, en el intento de lograr una mayor articulación entre las instituciones sobre la base de la conciencia de que sectorialmente las instituciones no solucionan nada, y sobre todo el desarrollo de experiencias con una visión de territorio, donde un componente fundamental es la participación de la gente. Es decir los problemas  complejos se solucionan con la participación de todos los actores, no con soluciones técnicas como intentó resolverlos Chile.

Así que hay muchos huecos en ese documento porque no tiene la pretensión de ser un documento estratégico y mucho menos toca un tema de fondo como es un Proyecto de Desarrollo Nacional. Eso todavía está ausente. Porque ese Proyecto de Desarrollo Nacional debería ser el gran contenedor dentro del cual vos decís, estas van a ser las Políticas Sociales. Es decir Políticas de Empleo son en realidad mini políticas destinadas a poblaciones vulnerables. Porque Políticas de Empleo supone un Proyecto de Desarrollo mucho más amplio, Desarrollo Rural, etc. Eso no está  en este documento, no tenía esa pretensión.

El tema del diálogo, es el otro tema. Yo creo, que el fenómeno del 20 de Abril por caricaturizarlos, es el hartazgo de la gente de un tipo de gobierno. Fernando Lugo es visto como la novedad adornada con toda la expectativa de la gente que piensa que el va a salvar la situación. ¿Cuál es el problema que se da? El problema es que la gente espera del Estado una serie de soluciones que en realidad no van a venir del Estado, sino de la implicancia de las organizaciones populares en este proceso. De la participación finalmente.

Hubo una primera fase, donde la gente esperaba a ver lo que venía. Una segunda fase en que la gente dijo “puta este gobierno de mierda no hace nada, qué lo que está pasando acá” y ahora estamos en una tercera fase en la cual la gente dice “si no nos arremangamos y forzamos las cosas, las cosas no van a venir.”

En cuanto al tema de la Corrupción, es un sistema extremadamente funcional a la estructura del Estado. Si no se replantea de fondo toda la cuestión del Estado, no es posible abordar con una cierta coherencia el tema de la corrupción. ¿En qué sentido la Corrupción es funcional? Si la opción es seguir manteniendo este Estado Prebendario, si no hay voluntad de ir rompiendo con eso…. y eso supone plantearse cambios estructurales.

Repito otra vez, si no hay una fuerza política, es difícil. Este es un Equipo de Gobierno, no es un Partido Político, no es una Fuerza Política, es un equipo de gobierno que tiene gente que piensa de forma diferente; y como tal, tiene personas como Borda, un economista con mentalidad fiscalista, ni siquiera desarrollista, ni siquiera cepalina para decir… y no hay dentro del equipo de gobierno quien plante bandera y diga “acá hay que rediscutir todo, esta no es una política de promoción de las mayorías populares”

Comentarios

Publicá tu comentario