López Ibieta fue destituido del Indert por no encajar en el “nuevo rumbo”

Impuesto al sector agropecuario y nombramiento de funcionarios habrían generado desavenencias con el titular del Ejecutivo, Horacio Cartes, quien optó por destituirlo. Asume el exdiputado colorado Justo Cárdenas. 

Pedro López Ibieta, extitular del Indert. Foto: indert.gov.py.

Pedro López Ibieta fue destituido por el presidente Horacio Cartes del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y en su reemplazo fue nombrado el exdiputado colorado Justo Cárdenas.

Según estimaciones, el titular del Ejecutivo se habría molestado ante la postura de López Ibieta en el Congreso en contra del Impuesto a la Renta Agropecuaria (Iragro) que reemplaza al Impuesto a las Actividades Agropecuarias (Imagro). Las modificaciones al impuesto –que habían sido dictadas por la Unión de Gremios de la Producción (UGP) de la mano de su titular, Héctor Cristaldo– son cuestionadas por los pequeños y medianos productores, ya que la carga tributaria queda al mismo nivel que la de los grandes. Antes existía una tasa diferenciada de acuerdo a la magnitud de los contribuyentes.

“El impuesto debería tener una focalización social, creándose las condiciones de bienestar económico y social a la población campesina”, había dicho el destituido funcionario citado por el sitio oficial del Indert.

Durante la audiencia pública realizada el martes en el salón Comuneros de la Cámara de Diputados para discutir el proyecto de modificación del impuesto, López cuestionó la supresión del Fondo de Inversiones Rurales para el Desarrollo Sostenible (Fides), que afecta sus ingresos presupuestarios destinados al desarrollo de las familias campesinas.

Para López, sin el Fides “el Indert no tiene razón de ser”. Argumentó que el mismo “representa un instrumento esencial para el arraigo rural y justifica la creación de la institución”.

Lopez había manifestado su “preocupación” por el proyecto de ley en cuestión, ya que en caso de aprobarse, el Fides sería despojado de los recursos que percibía en concepto del Imagro. En este sentido dijo que dichos ingresos representaban el 20% del presupuesto general del Indert, unos Gs. 84 mil millones, recursos que requiere la institución para destinarlos al arraigo de las familias campesinas. “Nos preocupa y afecta de gran manera la ley del Iragro porque nos quita recursos destinados a infraestructuras y servicios básicos”, refirió en declaraciones reproducidas por el mismo sitio.

“Lo lógico en cualquier país serio seria que Poder Ejecutivo cumpla con su programa (de gobierno) y a través de una política agraria orientar y ordenar las actividades destinadas a ese sector y justamente para alcanzar ese objetivo uno de los instrumentos son los impuestos”, había indicado.

Decreto de nombramiento como titular del Indert del exdiputado colorado Justo Cárdenas. Un paso atrás en «gabinete técnico».

El sitio oficial del Indert explica que, a través del Fides, para el presente año, se tenía previsto una inversión de más de  G. 118.000 millones para la construcción de sistemas de agua potable, caminos, escuelas, viviendas y unidades sanitarias, por valor de unos G. 78.000 millones y otros G. 40.000 millones para apoyo al arraigo, como la entrega de herramientas para la labranza, maquinarias agrícolas, instalación de agroindustrias, entrega de semillas y alimentos y capacitación agropecuaria, entre otros.

Otras versiones vertidas por la prensa refieren un roce entre López Ibieta por el nombramiento de la funcionaria colorada María Teresa Peralta. Según los trascendidos, Cartes habría ordenado que Peralta sea nombrada como titular de la Asesoría Jurídica, pero López solo la puso como miembro de dicha dependencia. Ante una supuesta reprimenda de Cartes finalmente el ahora extitular puso a Peralta como cabeza de dicha dependencia interna del Indert.

El cargo es altamente codiciado, ya que la Asesoría Jurídica debe aprobar los desembolsos realizados en concepto de pago de tierras. La medida fue tomada como una señal de “apaciguamiento” del presidente hacia la dirigencia colorada, que no ocultó su malestar ante la conformación de un “gabinete técnico” en lugar de nombrar a referentes partidarios en los ministerios.

Comentarios

Publicá tu comentario