Lo mejor de Cerati es, sin dudas, su voz de terciopelo

Para la memoria toda muerte es una mentira. Un fraude, como mínimo. Gustavo Cerati ya es memoria colectiva. La muerte, una forma más de existir.

Gustavo es cortina y fondo no solo para la gente de su generación como Jorge Zárate a la que marcó “en vivo” con Soda Stéreo.

“Gracias por abrirnos una ventanita, «una persiana americana», dejarnos bañar en «un lago en el cielo» y «transitar los paisajes más soñados», nos dice la periodista Rebhe De Lemos, 22 años. Ella también quisiera sentir que todo está tranquilo o y que no es «nada personal» o vigilar las madrugadas en que caminaba sola por «la ciudad de la furia».

“Y ayer nomas escuchábamos decir «me veras volar», recuerda el cantor Hugo Flecha. El saca muy bien “La ciudad de la furia”.

El vuelo y la caída, el peso y la levedad. Algo de psicodelia por estas tierras también en Soda y Cerati.

“Pasó el temblor, se despertó Cerati en otra dimensión”, escribe el también periodista y músico Osvaldo Acosta.

Pero volvamos a Jorge Zárate (44 años), periodista chaqueño, de fuertes raíces guaraníes y mucha esencia rockera

-¿Jorge, qué hace grande a Cerati?

Su banda, Soda Stéreo, hizo consciente la existencia de un rock & pop latinoamericano, con giras memorables y mucha explosión escénica. El gran responsable fue Gustavo, que hizo crecer la banda de garage de sus amigos hasta esas cumbres.

-Hay mucha gente que ya lo conoció como solista. Así como muchos se quedaron con Soda. Cómo lo ves a Cerati solista.

Ya solista, expone una gran lírica y sigue creciendo su guitarra. Lo mejor, sin dudas, su voz de terciopelo.

Cerremos, de la mano de Rebhe De Lemos, con aire lírico en estas calles desiertas. A la memoria de Gustavo: “Me hubiera gustado vivir tus tiempos, una vez aunque sea, una sola noche, viajar en una máquina de color a esas pistas insoslayables cargadas de historias, pero qué es la música, entonces, sino viajar en una máquina de color a esas pistas insoslayables cargadas de historias. Una máquina de color que nos trasporta a tiempos y lugares infinitos. ¡Hasta siempre!”

 

Comentarios

Publicá tu comentario