Lluvia de críticas contra Hugo Rubín: «sos una verdadera pesadilla»

El comunicador argentino Oscar Boubée lo trató de «energúmeno» y de ser «una verdadera pesadilla». Luis Bareiro lo tildó de «disparate». Mientras Mercedes Olivera opinó que lastimosamente le tendremos que pagar el sueldo.  Por Twitter, insultó a los mandatarios de Argentina y Uruguay, y a un argentino trató de «come gatos». Respecto a esto último, aseguró que no fue de su autoría, que le «hackearon».

Algunas repercusiones en Twitter sobre el comentario de Hugo Rubín.

Las declaraciones de conductor de radio y tv Hugo Rubín, electo diputado por el PEN, desperataron la furia de internautas paraguayos y argentinos. A los mandatarios de Argentina y Uruguay en Twitter los mandó a «cagar» y trató de «perra» a Cristina K. A un ciudadano argentino molesto por sus expresiones, le constestó: “empleadito anda a cobrar el subsidio come gato.” Sus comentarios fueron ampliamente discutidos en Twitter, donde los internautas criticaron el «nivel» del nuevo congresista.

Respecto a estas últimas expresiones, Rubín expresó que no se hace cargo, y se defendió diciendo que le hackearon la cuenta.

El periodista Luis Bareiro, en su programa de la 1080 am. lo trató de «disparate» a Rubín. La editora de TvParaguaya.com refirió respecto al hijo de Humberto Rubín que «es parte de una minoría grosera y siempre estuvo a la sombra de su papá». «Ahora va a ser empleado del pueblo menosprecia a los empleados, a los que trabajan». «Pensar que todos le vamos a pagar el sueldo a ese…no se ni como definirlo», expresó.

A través de su sitio web, Olivera dio a conocer una carta publicada en Facebook por el comunicador argentino Oscar Boubée, dirigida al nuevo diputado. «No sé si habrás de leer esto, porque es largo y vos no sos de mucho leer», inicia la misma. «Cuando me contaron algunas taradeces tuyas en el terrible programa mañanero con el que algunos madrugadores masoquistas inician sus flagelos, me costó creerlo. Que te peleases con unas niñas en crecimiento por el protagonismo que pudieran tener, empalideciendo el tuyo, me pareció muy de tipo con la autoestima por el suelo. Pero, bueno, nadie es perfecto», dice en una parte la misma.

Hugo Rubín niega haber tratado de come gatos al ciudadano argentino.

«Cuando saliste con que a los presos había que hacerlos trabajar engrillados, ya se me empezó a colmar el vaso.
La búsqueda de protagonismo al precio que fuere, ladrándoles como chihuahua enardecido con síndrome de alteración sexual a los presidentes de Uruguay y Argentina, países a los que tu padre les debe demasiado, le agregaba contenido a mi vaso casi desbordante», sigue la carta.

«Que sin ningún respeto de género ni la mínima muestra de caballerosidad, obviamente indemostrable porque lo de caballero te es ajeno, hayas tratado de perra a una mujer, máxima mandataria de un país (aunque esto es accesorio), demuestra que el acervo machista de Humberto se impuso, una vez más, a las tibias intenciones superficiales de Gloria por defender a la mujeres, cosa que siempre me pareció más discurso e interés que vocación y compromiso», escribe Boubée.

«Pero que porque alguien te llamó la atención lo hayas tratado de “empleadito” por su condición de trabajador y de “comegato” por su condición de argentino, ya rebalsó el vaso y me dio por las tarlipes.
¿Quién te crees que sos, energúmeno soberbio, para tratar de menospreciar a alguien por ser un trabajador? ¡Justamente vos! Vos, que ni para leer las preguntas de el saber se va con no sé quién, servís, porque, como dijera, no es que lo de leer vaya mucho contigo. Vos, que sos tan honesto que si encontrás un trabajo, lo devolvés. Vos, que si te mandan a espiar, tocás timbre. Vos, que si te mandan a buscar coca a Colombia, traes Pepsi», expresa tajante. «¡Por favor! Si aún queda un masón digno en tu logia, debería pedir que entres en sueño, porque ya sos una verdadera pesadilla», dice el comunicador y pide a Rubín que se retracte.

 

Comentarios

Publicá tu comentario