Guns N’ Roses y el final que nunca fue

E’a repasa los motivos de la separación de los antiguos miembros de la legendaria banda.

A 15 días de uno de los conciertos más importantes y convocantes en nuestro país, E’a repasa brevemente los motivos de la separación de los antiguos miembros de Guns N’ Roses y te cuenta algunos detalles de “Chinese Democracy”, el disco más demorado de la historia del rock.

El voraz apetito por la destrucción y el éxito

Guns n’ Roses es una de las últimas grandes bandas de rock de los últimos tiempos. Un claro ejemplo son los “Use your illusion” I y II, discos del mismo nombre que se editaron por separado entre 1991 y 1993, con los que vendieron millones de copias alrededor del mundo. Durante la gloriosa década de los ‘90s, los Guns junto a Nirvana y Metallica fueron los grupos que liderarían cualquier top ten de discos más vendidos a nivel mundial. Eran las bandas que
tenían mayor rotación en MTV, giraban por todas partes y quiénes terminarían influenciando a miles de otras bandas que estaban por venir.

Axl Rose y Slash durante los buenos tiempos de Guns N' Roses. Un imágen impensada hoy en día.

Al igual que Nirvana, con Guns N’ Roses nadie esperaba que tanto éxito los consuma tan rápidamente. Ya desde el principio, para ellos fue muy difícil mantener una formación estable de la banda. Tanto les costó, que tras la extensa y exitosa gira mundial “Use your illusion”, luego de grabar el disco de versiones “The spagetti incident?” la situación se volvió insostenible. Crónicas de la época hablaban de que Slash comenzó a componer para el siguiente álbum de los Guns N’ Roses, pero no contaba con que Axl Rose le rechace las canciones que él le acercaba.

En aquél momento, un influenciado Axl Rose por la música de Nine Inch Nails buscaba darle una dirección más industrial a la banda, mientras que Slash quería seguir en la línea del hard rock y el blues que tanto le gusta. Por este motivo y muchos más, la relación de las dos figuras más reconocidas del grupo se fue desgastando hasta llegar a un punto de no retorno que continúa hasta el día de hoy.

Entonces, Axl Rose llevó a Slash a renunciar casi forzosamente a Guns N’ Roses, para luego formar su propia banda junto a otros gunners como Gilby Clarke y Matt Sorum, con quiénes se dieron a conocer bajo el nombre de Slash Snakepit (a pesear del nombre, al proyecto se lo considera un grupo y no un disco solista de Slash), así lanzaron “It’s five o’ clock somewhere”, único disco del grupo. Es aquí adonde fueron a parar las canciones que Axl rechazó a Slash.

Sin embargo, no sólo para Slash la situación se volvió dramática, sino también para el resto de los miembros de la banda. Las intenciones de Axl de adueñarse de los Guns N’ Roses eran más que evidentes (de hecho lo consiguió) y los demás músicos también terminaron alejándose. De ésta manera, con tan sólo cinco discos de estudio (cuatro si tenemos en cuenta que “Lies” es un Ep), Axl Rose se quedó prácticamente solo y por ende los Guns N’ Roses cayeron en una nebulosa incierta de la que no pudieron salir recién hasta 2008, año en que lanzaron “Chinese Democracy”.

Durante aquellos años, desde finales de los ‘90s hasta 2005, revistas españolas que llegaban a nuestros kioskos como Metal Hammer o Kerrang, no se cansaban de insistir (casi siempre en tapa) con que el nuevo disco de Guns n’ Roses saldría en los próximos meses, siempre en base a rumores falsos que circulaban o declaraciones del mismo Axl que luego terminaban en la nada.

Por lo menos, la ilusión de los fans de escuchar canciones nuevas de Axl Rose junto a sus nuevos laderos, siguió vendiendo, sólo que en formato impreso. En total, pasaron 14 largos años para que un nuevo disco de estudio con nuevas canciones de los Guns n’ Roses sea lanzado. ¿Mucho tiempo, no?

La democracia china

Al actual encargado de reemplazar a Slash le llaman Bumblefoot. Ingresó a la banda a mediados de 2006, en reemplazo del anterior guitarrista, quién tenía el apodo de Buckethead. En ésta nueva encarnación de los Guns N’ Roses también tenemos a Dj Ashba en guitarra; Richard Fortus en guitarras (sí, a lo Iron Maiden, tienen tres guitarristas); Tommy Stinson en bajo; Frank Ferrer en batería; Chris Pitman en teclados y finalmente, Dizzy Reed también en teclados, único miembro que queda junto a Axl Rose de aquellos Guns N’ Roses de principios de los ‘90s.

Axl Rose saluda al público con los nuevos Guns N' Roses.

En una de las pocas entrevistas que se le conoce a Bumblefoot, el guitarrista reconoció que entró a Guns N’ Roses recomendado por Joe Satriani, aquél héroe de la guitarra que enseñó a tocar a otros capos como Steve Vai o Kirk Hammet de Metallica. Además, afirmó que ni bien llegó a la banda, empezó a grabar guitarras para el eterno disco en proceso que fue “Chinese Democracy”.

“Chinese Democracy” salió recién a fines de 2008, luego de años de retoques, mezclas y arreglos de sonido, razón por la que se ha ganado la fama de “el disco más demorado de la historia”. El álbum vendió mucho menos de lo esperado, entre 3 a 4 millones en todo elmundo, pero hay que tener en cuenta que actualmente nadie vende discos, además de que no lo promocionaron en forma, con una gira inmediata a su lanzamiento, sumado a que no dan notas, (periodistas con la idea de sacarle alguna declaración a Axl: olvídenlo), con suerte dejarán a los fotógrafos hacer su trabajo a no menos de 50 metros del escenario.

Durante los '90s, las intenciones de Axl de adueñarse de los Guns N’ Roses eran más que evidentes.

Eso sí, “Chinese Democracy” tuvo una excelente repercusión a nivel críticas. Tanto críticos como los fans más exigentes reconocen la calidad musical del tan demorado disco. Por ese lado, valió la pena tanta espera.

Un dato que no se puede pasar por alto es el que habla de que este primer disco post Slash de Guns N’ Roses, forma parte de una trilogía, de la cual todavía se publicarían dos discos más, con aquellas canciones que se grabaron hace 10 años, durante las mismas sesiones de dónde salieron algunas de las canciones que aparecen en el disco. “Se dice que esa idea existió al principio, pero hoy en día es incierto si es así o no”, aseguró Bumblefoot.

Próximo destino: Asunción

Mañana, con la multitudinaria asistencia en el Rock in Rio, los nuevos Guns N’ Roses, empezarán (por segunda vez) el tramo sudamericano del tour mundial de “Chinese Democracy”, gira que empezaron en 2009, pero esta vez van a recorrer sitios en dónde no tocaron en su anterior visita como Paraguay, las ciudades argentinas de Rosario y Córdoba, además de Monterrey y Jalisco en México. Las expectativas son altísimas para el show del próximo 15 de octubre en nuestro país, puesto que nunca antes se presentó una banda de semejante trayectoria dentro la historia del rock and roll por estas tierras tercermundistas.

Comentarios

Publicá tu comentario