Livieres “rezó” por cura torturador y aseguró que le sirvió al «Pueblo de Dios»

El polémico Monseñor de Ciudad del Este, había ocultado al sacerdote prófugo de la Argentina, Aldo Vara. El prófugo murió sin enfrentar a la justicia. Era un perseguido político, según Livieres, quien volvió al centro de la polémica en estos días, cuando se reflotó el caso de un cura extranjero acusado de pedófilia, al que también refugia.

Livieres en el velorio del cura torturador que tenía oculto. Foto: Diócesis de CDE.

Livieres en el velorio del cura torturador que tenía oculto. Foto: Diócesis de CDE.

El Monseñor Rogelio Livieres “rezó en la tarde de este jueves 5 de junio un responso por el descanso del alma del Pbro. Aldo Omar Vara, sacerdote de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, Argentina”, indica un informe de la Diócesis de Ciudad del Este, encabezada por el obispo.

Vara se había fugado de Argentina, donde estaba acusado de haber por participar de torturas y secuestros durante la dictadura argentina. Según el informe de la Diócesis, sin embargo, Vara solo “pasó un tiempo de su retiro del ministerio activo ayudando pastoralmente aquí en la Diócesis, con mucho fruto para los fieles que lo conocieron”.

La Diócesis expresó “su profunda gratitud por la insigne labor que el cuerpo de médicos realizó” intentando reanimar al P. Aldo después de que sufriera un paro cardíaco que terminó acabando con su vida.

«Perseguido»

“El P. Aldo ha sido perseguido injustamente durante su vida, por cuestiones políticas de su país de origen. Aquí ha servido ejemplarmente en las cuestiones pastorales que le han sido encomendadas. Confiemos a Dios el descanso de su alma”, expresó Livieres en el velatorio.

Su cuerpo fue velado en la Parroquia Virgen del Rosario, adonde “colaboró” durante algunos meses.

Según la Diócesis de Livieres, el criminal fallecido le sirvió al «Pueblo de Dios». La Diócesis “invita a la feligresía a unir sus oraciones por el descanso del Pbro. Aldo y de todos los Obispos, presbíteros y diáconos que han fallecido sirviendo al Pueblo de Dios en esta Iglesia particular”, expresaron.

Vara fue enterrado en la ciudad de Presidente Franco, Alto Paraná, Paraguay.

Prófugo

Vara se había fugado de Argentina, para evitar a la justicia de su país, que lo buscaba por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura. Rogelio Livieres lo ocultó en su Diócesis, hasta que fue descubierto por la Interpol. Esperando trámites para la extradición falleció en la Parroquia Virgen del Rosario. 

Pedofilia

Livieres fue centro de polémicas en estos días, luego que se reflotara el caso de un cura extranjero acusado de pedófilo que es refugiado también en su Diócesis. En ese marco, acusó al monseñor Pastor Cuquejo de «homosexual», por haber pedido que se reinvestigue el caso.

 

Comentarios

Publicá tu comentario