Lino Oviedo fue vinculado con el tráfico de drogas por la CIA

Una publicación de Eleonora Gosman (San Pablo) reveló, en junio de 2000,  que la CIA había dado a conocer un documento en el que se afirmaba que Lino Oviedo amasó una inmensa fortuna con el comercio ilegal de drogas, armas y contrabando.

Lino Oviedo. Foto: paraguaysoberano.org.

La carpeta de 500 páginas de la Central de Inteligencia Americana (CIA) fue entregado a la Comisión Parlamentaria de Investigación del Narcotráfico en el Brasil. Se afirma en el informe que el ex militar es dueño de una fortuna de 1.000 millones de dólares.

En el material se dice que Oviedo fue jefe del cartel de Paraguay —sucedáneo regional del liquidado cartel colombiano de Cali—. Y desde ese puesto se transformó en uno de los principales proveedores de cocaína y marihuana para los mercados de la Argentina y el Brasil.

Gosman manifiesta en su nota que está claro que el carpetón de 500 hojas sólo podría ser producido por la CIA, “que cuenta con los recursos para averiguar vida y obra de quien en algún momento fue un aliado y ahora es un enemigo satánico. El mismo procedimiento utilizaron la CIA y la DEA cuando quisieron sacarse de encima a Manuel Noriega, quien alguna vez fuera la «niña bonita» panameña de los Estados Unidos”.

El documento, que quedó en manos de la comisión parlamentaria brasileña que conducía en ese tiempo el diputado Magno Malta, alude al «enriquecimiento vertiginoso gracias al tráfico de drogas, el contrabando y la corrupción» que quedaron aparentemente enmascarados con actividades legales.

Se dice, por ejemplo, que Oviedo se asoció con militares y políticos paraguayos y con comerciantes brasileños. Pequeñas partes del informe, publicadas por el diario O Globo de Río de Janeiro, indican que el ex militar no sólo distribuía la droga en la región sino que se encargaba de embarcarla hacia Europa y EE.UU.

Revela también que en la frontera entre el Brasil y Paraguay por los estados de Paraná y Mato Grosso do Sul se concentran las mayores operaciones de tráfico y lavado de dinero. Se calculaba, hace diez años, que eran «blanqueados» por ese corredor unos 500 millones de dólares al año.

Según sotenía la Comisión Parlamentaria de Investigación del Narcotráfico en el Brasil, uno de los contactos brasileños de Lino Oviedo era el carioca Luiz Fernando da Costa, más conocido por su alias Fernandinho Beira-Mar.

Las investigaciones, según O Globo, muestran que en 1994, una carga de 7,3 toneladas de cocaína secuestrada en el estado de Paraná, cerca de la frontera con Paraguay, pertenecían a un grupo de narcos vinculados con Oviedo. Esto se lo dijo al diario carioca la diputada Laura Carneiro, miembro de la comisión antidroga brasileña.

El informe de la CIA, entregado —no se sabe cómo ni por quién— a la comisión antinarcóticos, dejó claro que Oviedo se ocupó de desmantelar, durante el tiempo que duró su jefatura en el ejército paraguayo, todas las acciones emprendidas por la policía en la represión al comercio de drogas. Y, según cita O Globo textualmente: «Oficiales de primer nivel entrenados en EE.UU. fueron removidos de puestos clave por presiones de Oviedo».

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.