Limitaciones y potencialidades del gobierno de Lugo para los movimientos sociales

El título de la exposición nos remite a dos cuestiones previas: 1- Cuando decimos el gobierno de Lugo, ¿que queremos decir con esta expresión? y 2- ¿Qué entendemos por Movimientos sociales?. Después de estas precisiones, tendrá sentido dar respuesta a tres preguntas interesantes a-¿Cual es la fuerza real, política y social de Lugo? ¿Podrá el Gobierno de Lugo tomar medidas que beneficien a las mayorías excluidas y perjudiquen los intereses de los privilegiados económicos y sociales?

El Gobierno de Lugo se presenta como una desviación de los sectores sociales vinculados con la estructura de poder, Esto implica algo muy relevante, aún con todas las limitaciones, el juego democrático permite el acceso al gobierno de sectores no vinculados con los beneficios del poder económico y social.

Este intercambio de opiniones es relevante y necesario hacerlo. No importa que no tengamos respuestas terminantes, pero es necesario empezar a conversar, con libertad y sin temor, como era el miedo y la cultura del miedo, creada por el régimen opresor de la dictadura.

Pero no debemos olvidar que en la vida política, no es la voluntad la única expresión que debe ser considerada, sino también las situaciones concretas y el contexto amplio a nivel regional y mundial que fija las posibilidades reales del cambio estructural.

La expresión el Gobierno de Lugo. Alcance y contenido.

No hay duda que la expresión es correcta, siempre que se refiera a la administración central que le corresponde al Presidente de la República. Pero no, si nos referimos al Gobierno en su concepto amplio, como lo expresa la C. N. en el artículo tres, como “forma de gobierno”.

El Gobierno Democrático de Lugo, no controla ni el Poder legislativo y mucho menos el poder judicial.

¿Que entendemos por Movimiento Social?

Para analizar a los movimientos sociales, Alan Touraine señala que deben cumplir con tres principios fundamentales: 1- El principio de identidad, es decir, deben tener conciencia de pertenecer a un actor social específico, definido en el contexto de su acción en la sociedad, 2. El principio de oposición, cuando surge la identidad, ella se define también en referencia a otro actor que impide el desarrollo de sus objetivos, y 3- el principio del proyecto histórico, el movimiento social tiene como eje, la realización de un proyecto histórico o proceso de concreción de un objetivo, que se presenta como objetivo de toda la sociedad.

Los dos primeros principios ya se dieron a lo largo de nuestra historia. Existieron procesos con fuertes expresiones de identidad social, que fueron capaces de oscurecer el principio definido exclusivamente por el partido político que se presenta a cierta distancia de los intereses sociales, aspecto que no se dio siempre , por ejemplo. Algo de esto se dio durante el proceso de concreción de la vinculación entre sectores del campesinado y el Partido Liberal, cuando emerge la figura de José de La Cruz Ayala, mas conocido como ALON, o la fugaz presencia histórica de los que fueron a la guerra del chaco, base social de la defensa de la soberanía nacional, que dio sentido a la llamada revolución de febrero. Pero, siempre el principio de oposición se vio disminuido, como consecuencia de las diferencias políticas entre élites de la sociedad paraguaya, Y esta realidad es sumamente comprensible dado la peculiaridad de la vigencia de las relaciones comunitarias en la sociedad paraguaya, la vigencia del idioma guaraní, la notable continuidad y presencia de la producción agrícola campesina. Como consecuencia del estilo productivo agrícola de la soja, sin los mecanismos necesarios para evitar todos sus efectos sobre la población y la economía rural, se está despoblando el campo.

En los momentos históricos actuales, es posible que el movimiento campesino sea el que tenga más elementos para ser denominado movimiento social.

El apoyo social y político del Gobierno de Lugo.

El apoyo social y político logrado por Fernando Lugo fue clave para el triunfo electoral del 20 de abril pasado. Y eso es relevante. El partido Colorado quedó desplazado del gobierno después de 61 años, y algo más importante, desde la independencia, para poner una fecha de referencia, nunca un partido cedió a otro partido el gobierno como consecuencia de un proceso electoral.

Políticamente, Lugo asumió la representatividad de toda la oposición. En ese sentido, su origen jerárquico dentro de la Iglesia Católica fue un factor clave.

La elección produjo un resultado incuestionable: la diferencia a favor de Lugo alcanzó al 10.2 %, en tanto que la diferencia en la representación del Senado fue muy levemente favorable al partido Colorado.

Lugo, obtuvo en número absolutos, 766.502 votos y la candidata oficialista del partido Colorado 573.995, lo que da una diferencia de 192.507 votos favorables a Lugo.

En esta realidad no hay dudas que los incipientes movimientos sociales fueron fundamentales para crear un sentido efectivo de que la candidatura de Lugo era capaz de superar la clásica confrontación entre los partidos tradicionales. Este aspecto fue fundamental para producir la alternancia política en el Paraguay. Otros partidos de izquierda como el P-mas, la Unidad Popular, Frente Amplio, el partido de Centro el Encuentro Nacional o la unidad de partidos progresistas integrados a la vida política del país, como el partido Revolucionario Febrerista y la Democracia Cristiana aportaron el sentido de integración, pero no tuvieron igual éxito en la captación de votos. Este es un tema clave para el futuro.

La confrontación en ciernes

Hasta este momento, el Presidente utiliza la estrategia de evitar el enfrentamiento, pero en este momento la ausencia de un posicionamiento claro deja librado a las suposiciones y las suposiciones a críticas muchas veces simplemente sin sentido.

Los movimientos sociales, pueden tener una idea de la sociedad a la que quieren llegar, pero lo importante y clave para esta etapa, es fijar lo pasos que se pueden dar.

Cual puede ser el aporte del Gobierno de Lugo para el cambio social? Lo más importante es darle a la sociedad paraguaya un nuevo sentido de orientación. En este sentido es imprescindible dar vigencia a las instituciones constitucionales. El acuerdo previo es fundamental para evitar la posibilidad de una nueva Constitución que disminuya o elimine los progresos que se han introducido en relación a los derechos sociales y los derechos humanos.

Por otra parte, es posible que la línea más crítica provenga de los medios de prensa, organizados empresarialmente, con escasa experiencia en una tarea de servicio público al servicio de todos lo que conforma la sociedad.

El Gobierno tiene el apoyo de los sectores populares organizados. Aún cuando en términos numéricos no sumen una cifra determinante, la organización y experiencia en la movilización le da un contenido popular como base de sustentación de su gobierno.

Comentarios

Publicá tu comentario