Lilian Samaniego: «Gracias a Dios que la izquierda no está organizada en Paraguay»

Agencia APE

alt text

La presidenta de la ANR estuvo en Buenos Aires

Mientras Fernando Lugo sobrevive en el gobierno en medio de escándalos sobre su paternidad y un matrimonio poco feliz con el Partido Liberal, el Partido Colorado prepara su retorno con la alegría de alguien sentado en la puerta de su casa esperando ver pasar el cadáver de su enemigo.

La presidenta del Partido Colorado, la senadora Lilian Samaniego visita Buenos Aires para reunirse con sus correligionarios residentes en la Argentina. En la tarde de ayer, viernes 18 de abril, «escucha» a al menos 15 referentes de seccionales coloradas establecidas en la Argentina, quienes se reúnen con ella en un restaurante en el barrio Once de la capital porteña.

Con la proyección de comenzar una campaña para el «regreso» del partido que gobernara durante más de 60 años en Paraguay hasta ser derrocado en las urnas el 20 de abril del 2008, se crea una «Coordinadora Colorada de Recuperación»

A diferencia de la heterogénea e inestable alianza que no acompaña ni las sugerencias de Fernando Lugo en el congreso, donde además tiene minoría aún si todos los aliancistas estuvieran de acuerdo y fueran corporativos, el Partido Colorado tiene una estrategia clara que se nota en el discurso de su máxima representante.

Estrategia Repúblicana

Según el discurso político de Lilian Samaniego se puede entender la estrategia de la siguiente forma:

A corto plazo: se pretende reconstruir el partido a través de la unificación de los sectores hoy distanciados. La frase recurrente y conciliadora de Samaniego es «el partido es de todos los colorados».«Los dirigentes debemos escuchar a la gente, a los correligionarios, a los ciudadanos comunes para recuperar ese sentido de pertenencia que caracteriza a nuestro partido, porque esa es nuestra ventaja sobre los otros…la reconstrucción es el camino…algunos creían que en la destrucción estaba el cambio, pero nosotros estamos convencidos de que este es el momento de cambio y debemos estar a la altura para poder responder a lo que se nos planteó el 20 de abril pasado y debemos trabajar en eso desde ahora», dice y lo repite con vehemencia al menos en cinco formas diferentes en apenas una hora.

El segundo eje del discurso es lo que llama «compromiso« y no es más que la corporatividad que se consigue a través de disciplina y sentido de pertenencia. Explica que recientemente han sido presentadas más de 4 mil carpetas al tribunal de conducta para sancionar a afiliados colorados que han actuado durante las elecciones últimas «en contra de los intereses del partido». Será una forma de depurar .

También anuncia que se darán charlas y conferencias, discusiones intelectuales, debates sobre la historia y los desafíos del partido para que más jóvenes puedan afiliarse y sentirse parte comprometida de la ANR.

El tercer punto y meollo del discurso de Samaniego es la denuncia como herramienta para debilitar aún más al enemigo débil. Fernando Lugo es el blanco principal de sus ataques, pero a quien tiene muy presente es a Camilo Suárez, el viceministro de Secretaría de Emergencia Nacional, a quien acusa de andar en camioneta 4 X 4 que ni ella puede usar después de haberse declarado «comunista». “Habían dicho que él sería el que iba a trabajar con los pobres e iba a tener más posibilidades, pero voy a preguntar qué hizo cuando se cumpla un año y me darán la razón. Por suerte que personas como él no tienen futuro porque gracias a Dios la izquierda no está organizada en Paraguay», dice y deja más claro que el agua.

Mediano plazo: la mutación. «El Partido Colorado debe responder a la demanda del pueblo paraguayo, de sus correligionarios y debe ser un partido con más apertura», dice. Expresa que se le dará oportunidades a pensadores, intelectuales y ciudadano común para expresar sus ideas sobre el partido y se tomarán en cuenta las sugerencias para mejorar. «Ellos- por el gobierno de Fernando Lugo- están cometiendo más errores que nosotros en los últimos 61 años y quieren cargarnos con la responsabilidad de la situación, cuando desde hace 20 años el Partido Liberal cogobierna con nosotros», afirma. «Nosotros nos prepararemos con la reconstrucción para volver, porque están cometiendo demasiados errores. Nuestro error fue priorizar intereses personalistas antes que al partido», afirma.

Largo plazo: Recuperación del Poder Nacional. Los ánimos de regreso no se esconden. Dio a entender que no presionarán mucho a este gobierno para parecer más democráticos todavía, confiada en que las conclusiones de la gente se volcará a favor de la ANR después de un trabajo de base.Ahora toma compromiso con causas que son coincidentes en todos los sectores de los migrantes y recuerda que Lugo aún no ha cumplido con su promesa con los migrantes. Así, queda ella como una esperanza para quienes ya vienen perdiendo las ilusiones con tanta mala prensa del presidente y tan poca notoriedad de cambio en el Servicio Exterior.

Comentarios

Publicá tu comentario