“Libertad o Tumba”

Este es el drástico lema de la huelga de hambre que desde el 29 de abril de este año realizan Andrés Contreras y Sindulfo León Gómez, reclusos del penal de Tacumbú.

Andrés está preso desde el 2009 acusado por “Tenencia de estupefacientes”. A la fecha, lleva 4 años y 2 meses recluido sin condena. La causa debería ser declarada extinta, pero el Juzgado de Garantías N° 10 a cargo del Dr. Ayala Brun parece no haberse dado por enterado. No tiene defensa, ni recursos para solventar alguna.

Sindulfo lleva 5 años y 5 meses preso. Acusado primero de robo agravado –sobreseído- y luego de homicidio, manifiesta nunca haber sido llamado siquiera a comparecer por la segunda causa. Su proceso también debería ser declarado extinto, pero Sindulfo cuenta que su defensor público, Eduardo Alarcón, pretende solicitar una revisión de medidas ante el Juzgado de Lambaré donde se encuentra varado su expediente.

Sindulfo y Andrés llevan a la fecha 7 días de estricta huelga de hambre bajo el tinglado general de Tacumbú. Fueron expulsados del “pabellón de los hermanos” donde se encontraban, porque según dijeron, allí no se permiten huelguistas. Solo agua beben, tirados en un par de colchones y abrazados a los pocos documentos que tienen sobre sus respectivos procesos judiciales.

 

Comentarios

Publicá tu comentario