Laterza Cue: 7 campesinos ya fueron ejecutados por sicarios sin que se investigue

• Griego Eutimio Loannidis, sería dueño de la empresa Entre Ríos y de unas 60.000 has. En Laterza Cue, distrito de Mariscal López, Caaguazú. Obtuvo orden judicial irregular por el cual prohíbe a campesinos transitar libremente por rutas y calles.

• Soberanía alquilada en manos de extranjeros en Caaguazú.

Campesinos de Laterza Cue. Foto: Marcos Ybañez.

El griego Eutimio Loannidis, siembra el terror en el distrito de Mariscal López, Caaguazú. La empresa del Agronegocio Entre Ríos, que planta y comercializa soja y maíz transgénico, sería de su propiedad así como estancias y una extensión de tierras de 60.000 hectáreas en Caaguazú. Se proclamó dueño de Mariscal López, dijo que con plata en Paraguay se compra autoridades, gobierno, a la justicia, parlamentarios y que los campesinos no podrán con su poder vendiendo gallinas. 7 campesinos ya fueron ejecutados por sicarios y las comunidades campesinas sobreviven en medio de la pobreza, la ausencia del estado paraguayo y el miedo producto de la inseguridad, según denunció la lideresa campesina de Laterza Cue, Perla Valencia Núñez, quien es odontóloga de profesión, comprometida junto a su padre con la defensa de los derechos campesinos.

Laterza Cué está ubicada a 330 kilómetros de la capital, en el distrito de Mariscal López, Caaguazú. El lugar es una zona impenetrable y difícil para llegar, ya que hay que viajar por 50 kilómetros de tierra. Es un punto olvidado del mapa del Paraguay. Para acceder al lugar, hay que vencer numerosos obstáculos, ya que el griego griego Eutimio Loannidis, refugiado en el Brasil, por problemas con la justicia, dueño de Entre Ríos, instaló un puesto de control policial y judicial para controlar y dar permiso a quienes pueden o no cruzar por este territorio paraguayo, hoy dominado por un extranjero.

Efectivos policiales en Laterza Cue. Foto: Marcos Ybañez.

De que es real su poder como el de un rey que impone su ley en un feudo que considera su propiedad, lo sienten y sufren los campesinos en carne propia. En un hecho insólito que desnudó su manejo de la justicia, impuso a través de la fiscalía local una medida que impide la libre circulación de 29 líderes campesinos por calles y rutas que cruzan por cerca de su empresa. Consiguió una orden judicial que le permite mantener confinado a los líderes campesinos en un determinado territorio, quienes viven presos en su propia tierra por la prepotencia de un extranjero. 7 campesinos ya fueron asesinados en la zona por sicarios a las órdenes de los terratenientes, y las comunidades viven en medio de la zozobra, el miedo, las amenazas de desalojo y la persecución.

Comentarios

Publicá tu comentario