Las reservas pueden servir para el despegue

Reservas multimillonarias. Miseria en ascenso. Una paradoja que muestra el nivel de desigualdad originado en el actual modelo económico. Con medidas desarrollistas puede revertirse esta situación. Las herramientas financieras para solventarlas están disponibles.

El país cuenta con entre 3.100 a 3.200 millones de dólares de reservas colocadas en el exterior, según el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Germán Rojas. Esto equivale a más de 12 billones de guaraníes. Al cambio actual, prácticamente la mitad del presupuesto público anual. Estos recursos financian las economías foráneas y las tasas que se reciben son ínfimas, dado el descenso de los índices pagados por la banca internacional por tales depósitos, admitido por el propio Rojas.

Reservas

Ilustraciones de Wolfi Krauch

Una parte importante de este dinero debe ser utilizado para transformar el modelo actual. Se debe impulsar la reforma agraria y se debe fomentar sustancialmente la producción agroindustrial para dejar de vender materias primas y pasar a comercializar alimentos con todo el control de calidad necesario, expuso el economista Ricardo Franco Lanceta, presidente del Instituto de Estudios Tesis Nacional.

La creación de fondos de financiamiento a la producción es una gran necesidad. Una porción sustancial de las reservas internacionales del país debe destinarse a la compra de maquinarias y otros bienes de capital para la producción, se debe contratar técnicos para la asistencia y se debe fomentar la producción colectiva. «Pero para ello la política del país debe ser expansiva, no debe ser fiscalista como de nuevo proyecta el futuro ministro de Hacienda», sostuvo el economista.

Con una serie de medidas puede llegar a generarse unos 300.000 puestos de trabajo en un año, tanto con el fomento de la agroindustria y como cuestión coyuntural la construcción de obras públicas, principalmente las viviendas. Este último elemento hará posible la ocupación de millares de trabajadores y paliará el elevado déficit habitacional imperante en Paraguay, mencionó Franco Lanceta.

El futuro ministro de Hacienda, Dionisio Borda, señaló que a pesar del crecimiento económico de más de 6% registrado en el país en el 2006, la miseria pasó del 18% al 20%, lo que explica que no se está llegando a una buena distribución de la riqueza.

Es oportuno mencionar que fue el propio Borda, ministro de Hacienda durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos, el impulsor de las reformas impositivas que acrecentaron el nivel de inequidad. Generalizó el Impuesto al Valor Agregado (iva), imponiéndolo a varios sectores de humildes trabajadores que no estaban gravados y aplicándolo a rubros básicos, como la carne. Este tributo se caracteriza por su nivel de injusticia y es abonado por el consumidor final. En paralelo, el citado economista, seguidor de las recetas del Fondo Monetario Internacional (fmi), logró la rebaja del impuesto a la renta para las empresas, que se redujo del 30 al 10%. El Impuesto a la Renta Personal hasta ahora sigue en espera. El cobro del impuesto agropecuario es ínfimo, de acuerdo a las propias cifras del fisco.

Su ex jefe, Nicanor Duarte Frutos, presidente de la República, reconoció meses atrás que durante el 2007, el sector de supermercados obtuvo un mejoramiento de sus utilidades en torno a 30%, lo que muestra a las claras de las bondades del modelo actual, pero para los empresarios.

El Ministerio de Hacienda recibió en el primer semestre del 2008 un total de 201 millones de dólares de parte de las entidades hidroeléctricas binacionales, Itaipú y Yacyretá. La proyección es que se culmine el año con otra cifra similar, con lo que en el total del ejercicio se puede completar un monto de 400 millones de dólares, sin tomar en cuenta aún eventuales acuerdos o renegociaciones de las condiciones económicas vigentes en ambas entidades.

Estos fondos actualmente son canalizados en gran parte para cumplir la deuda externa, en vez de aplicarlo a proyectos de desarrollo nacional que contribuyan a arraigar a la gente en el campo, generar empleo, mejorar el ingreso para la población y transformar el actual sistema de opresión en un mecanismo de bienestar para todos.

Pagos al exterior

El gobierno de Duarte Frutos tuvo una gran fidelidad para el pago de la deuda externa. En su gestión abonó más de 1.200 millones de dólares para los organismos acreedores. La deuda se redujo en pequeña proporción, pues de 2.400 millones de dólares bajó a 2.100 millones de dólares. La actual administración anunció que incluirá de vuelta en el proyecto de presupuesto para el 2009 unos 270 millones de dólares, monto que será retaceado de vuelta a los grandes necesidades de la población, tanto tierras, educación, salud como agua potable y saneamiento, entre otros aspectos. A ello se proyecta añadir el pago de 89 millones de dólares para cumplir con los pagos de los bonos colocados en el mercado interno, cuyos mayores beneficiarios serán las entidades bancarias multinacionales.

Financiación distorsionada

Paraguay accedió a nuevas formas de pago por el petróleo suministrado por Petróleos de Venezuela sa (pdvsa), que pueden permitir mejorar las condiciones de Petróleos Paraguayos (Petropar), sostuvo Héctor Fleitas, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Petropar (Sitrappar).

El financiamiento otorgado por pdvsa a Petropar fue distorsionado. El dinero que Petropar transfirió al Ministerio de Hacienda fue entregado a la Agencia Financiera para el Desarrollo, la banca de segundo piso. Esta canaliza estos fondos a través de intermediarias, sean bancos o financieras, privadas. Con ello, se impide que los fondos que puedan llegar sean para la producción como para la construcción de viviendas a bajas tasas de interés, explicó el secretario general de Sitrappar. Una herramienta importante para fomentar el mejoramiento económico de los trabajadores y productores está siendo mal utilizada. Debe ser corregida, destacó Fleitas.

Las cifras muestran la existencia de condiciones para transformar la miseria imperante actualmente. La cuestión radica en aplicar las medidas correctas. La cuestión no será sencilla por los intereses patronales, sean locales o internacionales, en juego, sostuvo el sindicalista. La organización y la movilización del pueblo son las recetas para el cambio real.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.