Las inundaciones ya son consecuencia de la destrucción del planeta

Lo recordó Jesús Riquelme, responsable del tema cambio climático en la SEAM, aludiendo  a las actuales inundaciones. Subrayó que la desforestación de nuestros bosques contribuye a empeorar la situación. 

Desmonte de una zona del chaco parguayo. Fuente: www.proteger.org.ar

Desmonte de una zona del chaco. Fuente: www.proteger.org.ar

Riquelme es el denominado “Punto Focal” de la Secretaría de Medio Ambiente (SEAM), instancia que se encarga de la participación del gobierno nacional en los planes y estrategias globales para detener la emisión de gases de efecto invernadero (el bióxido de carbono generado por la quema de los combustibles fósiles como la leña y el petróleo), las que agujerean la capa de ozono del planeta y permiten que los rayos ultravioletas del sol penetren en la atmósfera de la tierra y eleven su temperatura.

“Las inundaciones que estamos sufriendo y que están dejando miles de damnificados con sus perjuicios en la salud, la economía y el ambiente de la población, son denominados ‘eventos extremos” del clima”, explicó Riquelme.

Añadió que estos ‘eventos extremos’ de la naturaleza tienen las siguientes características: o hace mucho calor, mucho frío en un solo día; o llueve mucho en un solo día; o se registran los tres climas en un solo día.

Las lluvias caídas en los últimos días en el departamento de Ñeembucu y en el bajo chaco, tienen la citada característica. Elevadísimos milímetros de agua cayeron en estas zonas arrojando más de 40.000 personas damnificadas. Aunque el funcionario de la SEAM aclaró que también hay otros factores de las actuales inundaciones: infraestructura inadecuada de nuestras ciudades como el desague fluvial y limitada capacidad del Estado paraguayo para mitigar rápidamente las consecuencias económicas y sociales de los desastres.

El funcionario gubernamental precisó que, si bien en todos los países se destruye el planeta quemando combustible fósil, los países llamado “desarrollados” como EE.UU., China, Francia, Alemania y Japón son los que más queman, a raíz de que sus miles de fábricas e industrias queman combustible a escalas elevadísimas. “Estas cantidades de quema no se comparan en nada con lo que queman los países llamados ‘en desarrollo’”, aclaró Riquelme.

El funcionario recordó que la acelerada deforestación de la Región Oriental del país –que casi acabó con todos los bosques- y la que está ocurriendo ahora en la Región Occidental o Chaco, sin freno alguno, es la manera en que un país como Paraguay contribuye a catástrofes naturales como las que estamos viviendo. En este sentido dijo que las fuentes de la deforestación son la agricultura mecanizada extensiva –basado en el monocultivo y la ganadería- y la tala legal o ilegal de árboles para industrializar la madera.

Riquelme recordó que  el Panel Intergubenamental del Cambio Climático, organismo auxiliar de las Naciones Unidas para abordar el problema del cambio climático del planeta, estima que si no se detiene el actual nivel de emisión de gases invernaderos, “la temperatura del planeta subirá a 2 grados, un nivel del calentamiento global que volverá constantes las catástrofes como las inundaciones que ahora padecemos”.  añadió.

Comentarios

Publicá tu comentario