Las industrializadoras de agua extraen miles de millones de litros del Acuífero Patiño

Los enormes tubos de la planta industrial de Coca Cola en Ñemby succionan incesantes las cristalinas aguas del Acuífero Patiño para luego convertirlas en el sabor de vivir.

Por Arístides Ortiz Duarte

Una vez depositadas en los gigantescos tanques, las aguas entrarán en el proceso de elaboración del refresco: una espesa mezcla de azúcar, cafeína, colorantes y ácido fosfórico se derrama en el líquido y ya se convierte en la refrescante bebida.

Aquellos succionadores no descansan y cuando termine la jornada de un día, extraerán casi 1.600.000 litros de las profundas cavidades del acuífero, que serán procesados en 2.100.000 hectolitros (cien litros) de las gaseosas Coca, Sprite y Fanta, principalmente.

Si multiplicamos aquellos 1.600.000 litros por los 360 días del año, arroja una suma un superior a 570 millones de litros de agua, cantidad que los tubos extraen cada año del Acuífero Patiño. De los 570 millones de litros que extraen del Acuífero, 220 millones lo comercializan como gaseosa, mientras 350 millones lo usan para la industrialización del refresco, ya que el cálculo standar dice que por cada litro de gaseosa producida se usa 1,7 litros de agua para limpieza de botellas, de tanques y agua que se desperdicia.

Esta cifra de millones de litros, considerados datos conservadores, fue acercada extraoficialmente por ex técnicos de Paresa (ingenieros industriales, químicos industriales).

La sobre explotación del Acuífero

Pero Coca Cola es solamente el símbolo de la depredación con fines comerciales del agua del reservorio de agua dulce que aplaca la sed de más de 1.600.000 personas del Departamento Central y parte de Paraguarí que viven sobre las aguas subterráneas del Patiño.

A la exorbitante cantidad de agua que usa la Coca Cola se suma la que se utiliza para procesar el embriagante jugo de cebada: las cervezas Pilsen y Brahma. Según datos recogidos por esta investigación, Cervecería Paraguaya también comercializó en un año 220 millones de litros agua, mientras que otros 350 millones de litros lo usó para industrializar el producto, siemrpe de acuerdo al cálculo standar de comercialziación.

Estos son cálculos mínimos.

Según cálculos de Carlos Aquino, dirigente de la Cámara Paraguaya de Agua Mineral, las más de 40 empresas de agua mineral agremiadas vendieron en el 2007 más de 100 millones de litros, extraídos directamente del Patiño. Para hoy, los cálculos rondan los 120 millones de litros vendidos en promedio en los últimos años.

Y no tenemos datos de la cantidad que usan las 300 aguaterías privadas que venden el líquido en el Departamento Central. Tampoco las que usan las mataderías, las curtiembres, los frigoríficos y los lavaderos de automóviles. Si sumáramos estas cantidades no precisadas con aquellas que procesan gaseosas, cervezas y agua mineral, las cifras en litros de aguas de la extracción con fines comerciales alcanzarían números preocupantes.

Además de la lista de empresas industrializadoras de agua registradas en la Seam, con licencias para realizar las extracciones de agua subterránea, debe tenerse en cuenta el fenómeno del sub registro. Funcionarios de la Seam informaron que existen decenas de empresas clandestinas que operan sin licencia. Ocultas, no pueden ser controladas por este organismo y por el Senasa en cuestiones de normas de sanidad hídrica.

Comentarios

Publicá tu comentario