Las contradicciones de ABC…ayudame Freud¡

Artículo sobre el editorial de hoy del diario ABC Color. Por Rubén Ayala Vera.

Fotomonataje de la campaña ciudadana "ABC ijapu"

ABC ya no mide, por el nivel de inmoralidad y “fanatismo enfermizo” en que está, las terribles contradicciones en que cae tan grotescamente.

Con el Editorial de hoy, titulado “la ideología radical los ciega”,  nos ofende tan burdamente, porque no puede creer que los lectores y lectoras sean mínimamente inteligentes; que a pesar de nuestra propia salud mental  nos animamos a leer su versión digital, aunque ya el impreso hace rato dejamos de comprar y leer porque sería como pagar para enfermarnos.

ABC Color cree que somos  mentecatos  e incapaces de percibir sus grades contradicciones; cree  que aceptamos ingenuamente sus interpretaciones, análisis y conclusiones de la realidad como la gran verdad revelada y el camino y la vida a seguir los paraguayos y paraguayas de bien.

ABC ya no se contenta con agendar, como lo venía haciendo,  el tema político (para una clase política inútil e incapaz que va determinando sus acciones y discursos según le marca el diario de marras). Hoy desea agendar las mentes y la ideología de los y las paraguayas, y decirnos qué es bueno y qué es malo y por cuál camino está la salvación.

En lo tragicómico del desarrollo de su información, el editorialista concluye: “Es increíble cómo la pasión de venenosa raíz ideológica izquierdista radical enceguece a algunos paraguayos”… Pero lean cuán sano, no venenoso y totalmente desideologizada están los términos que utiliza ABC en su editorial de hoy desde el principio hasta el fin: “Los luguitas bolivarianos”, “carpèros luguistas”, “izquierdista radical”. “Minúscula delegación”,  “políticos paraguayos bolivariano-chavistas”, “castro-chavista”., etc., etc.

Pero el último párrafo del editorial  lo copio textualmente aquí porque es asombrosamente paranoico: “Es increíble cómo la pasión de venenosa raíz ideológica izquierdista radical enceguece a algunos paraguayos, les intoxica el entendimiento privándoles de la elemental racionalidad, haciéndoles caer en la ruin perversidad de falsear groseramente la realidad, propagando embustes inauditos y conduciéndoles, finalmente, hasta al extremo de sacrificar los intereses de su país ante el rencor político que los ciega, tal cual lo hicieron los legionarios partidarios de la Triple Alianza, de tan repudiable memoria, en la Guerra del 70”.  Este pasaje me recuerda a “La voz del coloradismo”  que en enfervorizada  perorata en cadena decía “Por un Paraguay grande, próspero y feliz … por la vigencia de la paz, la democracia y la justicia social… contra la prédica subversiva, el comunismo ateo, apátrida y sanguinario que busca la división de las familias paraguayas… la voooozzzz del coloradismo”, y concluía el grito en cadena con la orientadora frase que el stronismo era la única salvación para la patria.

En fin, termino aquí porque mi gastritis ya empieza a absorver el Conium maculatum de la lectura del artículo que tan tempranamente me nubló la mañana.

Pero ABC no tiene la culpa. Yo tengo la culpa, que  me obligo  a leer este líbelo  tan parecido al último libelo que sirvió para romper nuestro proceso democrático y nuestra soberanía popular.

En fin… Ayúdame Freud a liberarme de este masoquismo.  Perdón, Lo siento, Gracias.

 

Comentarios

Publicá tu comentario