Lanzaron campaña por la reforma agraria

Siete organizaciones sociales urbanas y campesinas lanzaron esta mañana la «Campaña de la sociedad civil por la Reforma Agraria». Presentaron un documento en el que proponen cómo se debe realizar y explican las causas y consecuencias de su no implementación, y los eventuales beneficios de su implementación. La Sala Bicameral del Congeso Nacional fue el lugar donde las siete orgnizaciones de la sociedad civil lanzaron esta mañana, desde la 9:00, la Campaña de propuestas y acciones para la implementación de la reforma agraria, encuentro del que participaron las principales dirigencias del movimiento social.

Tomas Palau, del Centro de Estudio Base Investigaciones Sociales, fue el encargado de moderar el acto de lanzamiento. A su vez, Palau dió a conocer el documento que contiene las causas y consecuencias de la no implementción de la reforma agraria.

El documento de marras, elaborado por Palau, por el abogado Juan Martenes y el sociólogo Quintín Riquelme, expresa que «La concentración de la tierra en pocas manos» es un obstáculo histórico para la concreción de la reforma agraria. Dentro de esta concentración menciona los más de 9 millones de hectáreas de tierra que la dictadura regaló a sus personeros, la hoy conocida como «tierras malhabidas». Tambien menciona que «el 85% de las fincas agrícolas están en manos del 2,6% de los propietarios», mientras que tan solo el «0,73%   del total de las fincas agrícolas están en poder del 40,69% de las explotaciones agropecuarias de menos de 5 hectáreas».

Entre las consecuencias negativas para el país citadas en el documento por la no implementación se destaca que la agricultura empresarial con base en el monocultivo extractivo, a generado «una deforestación del 90% de los bosques del país en los últimos 50 años», asi como «aumentó la pobreza que alcance al 38,5% de la población, de la cual cerca de 460.000 personas son indigentes».  Asimismo señala que «crecen los trabajadores informal y los que piden limosnas en las ciudades».

En cuanto a los beneficios que traería al país la efectiva implementación de la reforma agraria se mencionan, entre varios puntos: aumento de la producción nacional, producción de alimentos sanos, menos desnutridos en el país, más ingresos para todos, más vida y menos agrotóxicos, habría más  identidad paraguaya y menos colonización cultural, y la producción sería más sutentable y más diversificada, lo cual nos haría depender menos del cultivo y  exportación de dos o tres granos.

Tomas Zayas, de Asagrapa,  y Ramón Medina, de la OLT, explicaron la propuesta de las organizaciones campesinas para implementar la reforma agraria.

Son parte de la campaña: Federación Nacional Campesina, Organización de Lucha por la Tierra, Organización Campesina del Norte, Base Investigaciones Sociales, Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay, Asociación de Productores de Alto Paraná, Coordinadora de Productores Agrícolas San Pedro Norte y la Coordinadora Regional de Agricultores de Itaipúa.

Comentarios

Publicá tu comentario