Lanzan campaña “No compre en Acuarela”

A través de las redes sociales ciudadanos indignados contra la explotación y violencia contra trabajadores paraguayos de parte del empresario brasileño Valdinarte Cardoso de Oliveira, propietario de Acuarela, han lanzado una campaña virtual para instar a la gente a no concurrir a este restaurante.

“En este local, el propietario brasileño Valdinarte Cardoso de Oliveira explota, humilla y golpea a trabajadores y trabajadoras paraguayos/as. No colabores con la explotación. Compartí, denunciá, escrachá”, dice el lema de la campaña.

Agustín Páez y Francisco Reyes denunciaron haber sido echados a patadas del lugar por intentar organizar a los trabajadores en pos de reclamar mejores condiciones laborales. “Nos echó a patadas. A mí me empujó contra puerta, me dijo andá reclamá afuera”, dijo Reyes.

Cardoso de Oliveira había sido grabado mientras insultaba a los trabajadores por haber reclamado contra la falta de pago de horas extras, la retención del salario, renuncia forzada y la prohibición de asociarse en un sindicato, entre otras irregularidades. A raíz de los reclamos, el empresario maltrató de manera verbal e incluso física a uno de los trabajadores.

En un audio que se hizo viral, se escucha a Cardoso de Oliveira tratando de “terroristas” a los empleados que intentaron asociarse y les advirtió que comunicó sobre el hecho a otros propietarios de restaurantes para que no los contraten más.

“Sos un malagradecido y de la campaña porque no sabe hablar. No sabés pensar, pensás con tu culo”, se escucha decir al empresario. “Que vaya a buscar su derecho en el culo de su madre”, acota luego de haber echado violentamente a la persona que intentaba explicarle que los trabajadores estaban en su derecho de organizarse.

En declaraciones a la prensa, Cardoso de Oliveira admitió que la persona a quien se escucha en el audio es él y que su reacción se debió a que Francisco Reyes lo había supuestamente insultado y amenazado previamente y que le había “fundido” el negocio.

 

Comentarios

Publicá tu comentario