Lanzan advertencia a abogado y juicio se reinicia la próxima semana

El Tribunal de Apelación rechazó la recusación planteada por la defensa de los campesinos acusados y confirmó al Tribunal de Sentencia conformado por Ramón Trinidad Zelaya, Benito González y Samuel Silvero, que habían sido recusados por preopinar sobre el caso. Cabe recordar que al reiniciarse el juicio la nueva defensa había solicitado más tiempo para estudiar los expedientes, un pedido que fue rechazado por Trinidad Zelaya alegando que la ciudadanía y la prensa piden una sentencia, dejando entrever que ya existiría una condena y que existen presiones sobre los magistrados.

El tribunal de Apelación –integrado por Narciso Ferreira Riveros, Carlos Domínguez y Guillermo Zillich– incluso lanzó una advertencia al abogado Víctor Azuaga de que se abstenga de presentar medidas supuestamente con el solo fin de dilatar.

«Este Tribunal de Apelaciones considera que la recusación fue planteada al solo efecto de dilatar el proceso, por lo que advierte a dicho profesional a no volver a plantear recursos meramente dilatorios», dice parte de la resolución.

Ya los abogados Guillermo Ferreiro y Vicente Morales estaban sujetos a un sumario por haber presentado recusaciones e incidentes por la gran cantidad de irregularidades en el proceso, como diligencias fundamentales en las que la defensa fue notificada días después de haber sido realizada, ocultamiento de pruebas, introducción irregular de elementos y parcialidad manifiesta de la jueza Yanine Ríos, quien avaló todas las irregularidades del Ministerio Público y derivó la causa a juicio oral, así como el fiscal Jalil Rachid, allegado de la familia Riquelme, propietaria de Campos Morombí y que solicitó el desalojo sin dueña de las tierras.

De esta forma, el inicio del juicio oral fue marcado para el 26 de agosto, a las 8:00 horas, en el Palacio de Justicia de Asunción.

Rubén Villalba, Felipe Benítez, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro, Lucía Agüero, María Olmedo y Dolores López se encuentran acusados por invasión de inmueble ajeno, asociación criminal y homicidio doloso en grado de tentativa; Alcides Ramírez y Juan Carlos Tillería, por invasión de inmueble y asociación criminal; mientras que Felipe Nery Urbina está procesado por “frustración a la persecución penal” al haber pasado por el lugar tras el tiroteo e intentado auxiliar a uno de los heridos. La joven RRVO será sometida a un proceso penal adolescente porque al momento de los hechos era menor de edad, en tanto que el también menor RABC ya fue condenado en un proceso abreviado.

El fiscal Jalil Rachid solo acusó a los campesinos y no hay un solo policía investigado ante las denuncias de torturas y ejecuciones extrajudiciales que habrían cometido las fuerzas de seguridad durante el procedimiento.

Comentarios

Publicá tu comentario