Lamentan retroceso en gratuidad de la salud y alta tasa de mortalidad materna

Organizaciones se pronunciaron por el Día internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.

Foto: Salud180.com

Este 28 de mayo se conmemoró el Día internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Bajo el lema «La salud es un derecho de todas y de todos, no un privilegio de pocos”, se realizó hoy en el centro de Asunción un acto de conmemoración convocado por el Movimiento Nacional por el Derecho a la Salud, Base Educativa y Comunitaria de Apoyo (BECA) y el Centro de Documentación y estudios (CDE). Las mismas dieron a conocer un pronunciamiento que aborda los principales problemas que afectan el derecho a la salud de las mujeres y de toda la población, entre ellos: los retrocesos en la gratuidad de los servicios públicos, la carencia de recursos, la violencia, la mortalidad materna, el aborto inseguro, la discriminación y la insuficiente atención a la salud mental.

Las organizaciones mencionadas lamentan el retroceso del último año en las conquistas por la implementación progresiva de la gratuidad de los servicios de salud pública, “que se ha visto menoscabada por las políticas neoliberales del nuevo gobierno”.

Exigen centros de atención a la salud en todas las regiones del país, y con los recursos necesarios para asistir a las mujeres, niñas y niños.

Es preocupante, expresan, que aún mantengamos una de las tasas de mortalidad materna más altas de la región, consecuencia de la limitación de los servicios y la falta de calidad de la atención. “Mujeres en proceso de parto no llegan a tiempo hasta los centros sanitarios y sufren complicaciones, e incluso mueren por causas previsibles, en tanto otras no recurren a los servicios por miedo al maltrato que es frecuente por parte del personal médico”.

Piden “atención de calidad y con calidez, sin discriminaciones del personal médico y administrativo en todos los centros y hospitales de salud del Paraguay para todas las personas: mujeres y hombres, niñas y niños, sin importar su condición social –dando énfasis en la atención a quienes están en situación de vulnerabilidad, como las campesinas y las indígenas–; ni su afiliación partidaria, ni su orientación sexual (travestis, homosexuales, lesbianas, personas trans, etc.); ni su condición de salud (personas con VIH/Sida u otro tipo de enfermedades transmisibles o contagiosas)”.

También solicitan soluciones a las muertes maternas por abortos inseguros, principalmente de mujeres pobres, jóvenes y de bajos niveles educativos. “Ignorar o esconder este problema y penalizarlo lleva en muchos casos a un tipo de pena de muerte por la inacción del Estado”, expresaron.

“Ya es hora de que el Estado se haga cargo de su responsabilidad en los casos de feminicidios, violaciones, abusos y otros tipos de violencia que sufren las mujeres y niñas que quedan impunes. Exigimos que los centros de atención a la salud visualicen y registren como violencia de género todos aquellos casos que hoy se ocultan bajo diagnósticos que encubren el maltrato y la violencia hacia las mujeres, hechos que son de acción penal y el Estado tiene el deber de denunciar”, también reclamaron en el pronunciamiento.

Finalmente, exigen que se incluya en el presupuesto y se diseñen políticas públicas que incluyan servicios de atención a la salud mental. “Gozar de salud integral es un derecho humano fundamental para todas las personas que habitamos el Paraguay”, indicaron.

Comentarios

Publicá tu comentario