La violencia se contagia desde Londres a otras grandes ciudades del país

Bristol, Liverpool o Birmingham son también escenarios de disturbios. La policía ha intervenido en numerosos barrios y condados de la capital.

El brote de violencia desatado el pasado sábado en Reino Unido ha traspasado los límites de la ciudad de Londres y se ha contagiado a otras urbes del país, como Bristol, Liverpool o Birmingham, en la tercera noche de graves disturbios y altercados en las calles.

En Birmingham, la policía ha detenido a al menos 87 jóvenes que han destrozado los escaparates de varias tiendas y luego las han saqueado. También se ha detectado un incendio en una de las comisarias de la ciudad.

En Liverpool, las autoridades han constatado escenas de violencia por parte de un grupo de personas que ha prendido fuego a varios coches estacionados en la calle. «No toleraremos ninguna violencia en las calles de Liverpool. Ya hemos tomado las medidas de forma rápida y firme para responder», ha declarado el portavoz policial Andy Ward.

El periódico ‘The Guardian’ recoge en su edición digital que también el centro de la ciudad de Bristol está siendo objeto de distubios por parte de unas 150 personas, que están provocando graves altercados en las zonas de St. Paul’s y Stokes Croft. Los residentes de estos barrios han sido alertados por las autoridades para mantener la cautela mientras tratan de controlar la situación.

La capital, epicentro de las protestas.

Mientras tanto, en Londres se repiten las imágenes de las dos noches anteriores, en las que varios grupos de personas diseminados por diferentes barrios y condados de la capital han protagonizado ataques y saqueos contra diversas tiendas y locales.

La policía ha intervenido en las zonas de Peckham, Croydon, Claham Junction, Lewisham, Hackney o Camden, donde las fuerzas de seguridad han acordonado la calle principal, según recoge la BBC.

El germen de estos disturbios se sitúa en la madrugada del sábado al domingo, cuando el barrio londinense de Tottenham fue el escenario de graves disturbios en los que varios edificios resultaron calcinados y hubo al menos 29 personas heridas y 61 detenidas.

El desencadenante de los incidentes fue un tiroteo en el que falleció un joven de 29 años, Marcos Duggan, por el disparo de un agente de policía. Duggan estaba en un taxi cuando fue detenido dentro de una operación especial. Desde entonces, los agentes se han convertido en blanco de un grupo de jóvenes que actúa empleando incluso cócteles molotov.

Ante la gravedad de la situación, el primer ministro británico, David Cameron, ha decidido interrumpir sus vacaciones y volver al Reino Unido para seguir de cerca los acontecimientos y participar esta mañana en una reunión ‘COBRA’ -un gabinete de crisis- para evaluar y coordinar la respuesta a la crisis.

Fuente: Resumen Latinoamericano.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.