La verdad es siempre revolucionaria

70 años de Adelante.

La calle Brasil, durante el festejo de los 70 años de Adelante.Foto: PC.

“La verdad es siempre revolucionaria”, dice Lenin en la remera impresa de Alvaro, un joven activista del Partido Comunista Paraguayo. Es una remera enteramente roja, como roja es la bandera del movimiento popular que estableciera el sistema socialista en Rusia a principios del siglo 20. Una mesa con libros del Che, de Marx, de Antonio Bonzi, recreando la historia del Partido Comunista Paraguayo, y de otra gente afín a la ideología comunista, se despliega en la vereda de Brasil, a la altura de España, en una calle tomada para celebrar 70 años del periódico Adelante. Las remeras completan el cuadro de exposición, con una cartel que dice: “campaña financiera”. “Sin finanzas, no hay partido, sin partidos no hay revolución”, alega Santiago Ortiz, conductor del encuentro con Yennyfer Caballero, exhortando a los presentes comprar los productos ofrecidos. No es la primera vez que el PCP organizaba una actividad tomando la calle, en una especie de rito de sanación de tanta clandestinidad, de tanta resistencia en catacumbas de regímenes fascistas, de zótanos en que con mimeógrafos preparaban el próximo número de Adelante.

El 27 de agosto, el periódico cumplía 70 años. Cosas de la vida: en Punta Carapa, Chacarita, se celebraba el aniversario de José Asunción Flores y el día de la Guarania. Flores, creador de la guarania, era un militante obrero del Partido Comunista Paraguayo.

Aquel sábado, noche frágil aún, una brisa desde la bahía recreaba un escenario de duelo, lucha y resistencia. La memoria en los antiguos dirigentes es matriz de hierro, evidentemente, porque Bonzi, director de Adelante a mediados del 40, recrea, sin ayuda memoria, fechas y nombres de compañeros presos, desparecidos y torturados en esa tarea de hacer llegar el periódico a la gente, un periódico que contaba -y cuenta- las luchas obreras y las resistencias de nuestro pueblo ante la imposición de regímenes oligárquicos, ora en los períodos denominados liberales, ora en los del fascismo duro como los regímenes de Higinio Morínigo y Alfredo Stroessner, ora en los regímenes neoliberales “democráticos”.

Luis Casabianca, director actual de Adelante. Foto: PC.

Jorge González, en representación de Ea, toma posta del desafío que representa publicar en medio de la opresión y se pregunta: ¿A setenta años de la aparición de Adelante, ¿qué hoy debemos contar? ¿Qué omite el poder y sus medios? ¿Qué se apaña? ¿Qué se silencia? Las portadas de Adelante de distintas épocas proyectadas en la pared con luchas obreras y los reclamos más sentidos de la gente parecían responder partes de las preguntas planteadas por Jorge. “Auguramos por lo menos 70 años más para Adelante”, diría después el secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay, Vicente Páez.

La calle seguiría luego cerrada por unas horas, con reggeaton de Calle 13, preludio tal vez de los nuevos vientos en este partido donde la memoria de a poco sana el duelo por tanta gente asesinada y torturada por el régimen de Alfredo Stroessner.

Son tiempos aparentemente más complejos, de aires de libertad controlada a gas y hollín, de enemigos camuflados que juegan todos los días a decirnos que ya nada fundamental se puede transformar en esta etapa de “nuestra civilización”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.