La triste historia se repite: nueva invasión en Makutinga

Por Andrés Ramírez. En la primera semana de noviembre de este año un señor de nombre Plinio Pereira Arias ingresó con maquinarias agrícolas al predio comunal de Makutinga de 763 hectáreas, propiedad del INDI (instituto Paraguayo del Indígena.

Desde el año 1.995 dicha tierra ancestral pertenete al Pueblo Mbya Guarani, el objetivo del ingreso de las maquinarias respondía a la intención de explotar dichas tierras para el cultivo de soja transgénica.

El Sr. Plinio Pereira es el apoderado del Sr. Cesar Javier Zavala Serratti que en enero de este año ya invadió con peones y maquinarias el mismo asentamiento de Makutinga sin documento legal pero si con protección de un agente fiscal y de civiles con armas de grueso calibre, que tras tres semanas de intensas lucha indígena, con acompañamiento técnico-jurídico, se logró el retiro de estos invasores. En esta oportunidad fue muy oportuna la solidaridad de la Ong. Altervida y la Organización española Almaciga.

Los Sres. Zavala y Pereira el 30 de noviembre volvieron a invadir la comunidad de Makutinga sin ninguna orden judicial, pero con un fuerte protección de la policía nacional del Grupo de Operaciones Especializadas (8 efectivos con armas de guerra), seis camionetas, varios peones y un abogado de nombre Salim Fernando Abbu, en el momento del ingreso sin permiso los caciques de la comunidad estaban fuera de la comunidad, uno preparando el encuentro trimestral de la ACIDI, asociación a la que pertenece Makutinga el otro realizando gestiones para asistencia ante la EBY.

Ese mismo día deciden la directiva de la ACIDI trasladar la asamblea a Makutinga para apoyar a esta comunidad ante la nueva invasión. Los caciques o líderes indígenas requirieron a los invasores el ingreso sorpresivo y sin permiso a igual que los documentos judiciales que alegan los policía tener cosas que no exhibieron, todo lo contrario ellos solicitan a los indígenas su documento de propiedad para verificar si es autentica.

Ante esta situación el cacique de Makutinga Timoteo Aguirre patrocinado por un abogado de la ONG de PCI, el día 1 de diciembre radicó una denuncia de invasión de inmueble propiedad del INDI ante la Fiscalía Zonal e contra de Plinio Pereira y otros y solicita la constitución inmediata del Ministerio Publico en la su comunidad. A la vez se constató en la fiscalía que no obraba ningún documento judicial que avale la invasión. Mientras se estaba radicando esta denuncia, recibimos la comunicación de que los agentes del “orden público” comenzaron a disparar sus armas de fuego en contra de los indígenas apostados en el portón principal de acceso para permitir el ingreso de las maquinarias agrícolas. Tras esta balacera y forcejeo, obligaron a los indígenas al ingreso de los 6 grandes tractores y dos camiones.

Esta grave situación se agrego a la denuncia  ya radicada, mientras se buscaba apoyo de las instituciones Públicas en la capital del País y se informaba esta violación barbará a la prensa y se solicitar la presencia periodística en Makutinga. El equipo de  comunicadores indígenas documentó lo sucedido. Tras una espera larga (6 hs) en la fiscalía, se logró la presencia de dos asistentes fiscales en la comunidad para labrar acta pero no adoptaron ninguna medida en salvaguarda de los derechos de la comunidad.

En Makutinga los asistentes fiscales labraron acto de los hechos escuchando a los nativos y a los invasores mientras que las maquinarias agrícolas seguían trabajando la tierra de los indígenas arando sobre la superficie reforestada entre la SEAM/INFONE, ,la Municipalidad de Limpio/ACIDI/GOBERNACION y PCI. La comunidad está muy triste,desalentada y genera mucha rabia ver y sentir todos esto. En esta ocasión los indígenas entregaron a los agentes fiscales un cartucho de proyectil de arma de fuego que utilizaron los policías horas antes. Esta evidencia, mientras que escribía la asistente fiscal el acta, la fiscalía llamativamente después comunicó que fue “robada”.

Comentarios

Publicá tu comentario