La tolerancia y el respeto a la opinión ajena

Durante la dictadura Stronista prevaleció el discurso y el pensamiento único, todo lo diverso o lo que contradijera al pensamiento hegemónico era tachado de comunista y debía ser eliminado. Hoy todavía prevalece esta actitud en muchos sectores de nuestra sociedad.

Fuente de Imagen: danielitalegrett2.blogspot.com

Durante la semana hasta el día miércoles, se respiró en el ambiente de Asunción la efervescencia de los hinchas olimpistas ante la final que se definía a la noche ante el Atlético Mineiro. Una opinión en contra del club franjeado hacía dudar sobre la “paraguayidad” de quién lo expresase. El día jueves había que estar casi de luto por la derrota franjeada.

Se instaló durante la semana un pensamiento único propio de la dictadura Stronista, donde no ser olimpista o no hinchar por la victoria del equipo de la franja, según los comentarios que recibimos en nuestra web, hacía presuponer que la persona era cerrista y/o zurdo comunista. Ver comentarios en los artículos “Crónicas de una cerrista en tiempos de la cuarta”[1] y “Fútbol, el opio de los pueblos”[2]

Este retroceso a los tiempos de la dictadura no es nuevo, el mismo surge con fuerza con el golpe de estado del año pasado, cuando la sociedad paraguaya experimenta un retroceso sin precedentes en sus hábitos democráticos y tolerantes, reforzado por los medios de prensa que desde el golpe tachan de “zurditos” o “puto” a todo lo que huele a diferente.

El día jueves a la tarde, la edición de este periódico decide publicar el artículo “Qué se disfruta”[3] del periodista Carlos Morales, en el cual desde una posición totalmente antagónica a la del hincha olimpista celebra la caída del equipo franjeado en la final de la copa Libertadores.

Los insultos no se hicieron esperar, e incluso otro periódico se hizo eco de manera despectiva hacia este material[4] . Pero las repercusiones del caso de este artículo no acabaron ahí, la web de nuestro medio fue hackeada. Presumimos que por intolerantes que todavía mantienen viva la llama de un pensamiento único en Paraguay.

Según la Real Academia de la Lengua Española la tolerancia es: “el  respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.”

Entendemos desde la edición de E’a que el periodista Morales tiene derecho al igual que cualquier periodista olimpista a expresar su opinión.

El artículo 26 de la Constitución Nacional ampara a Morales y a E’a cuando dice: “Se garantizan la libre expresión y la libertad de prensa, así como la difusión del pensamiento y de la opinión, sin censura alguna, sin más limitaciones que las dispuestas en esta Constitución” y en su artículo 27 cuando expresa “Se garantiza el pluralismo informativo.”

Preocupa seriamente este rebrote de intolerancia que vive la sociedad paraguaya, aunque más no sea por un hecho futbolístico, pues es un punto más de retroceso hacia un sistema de pensamiento único donde la opinión del otro diferente debe ser eliminada por el solo hecho de ser diferente.



[1] http://ea.com.py/cronicas-de-una-cerrista-en-tiempos-de-la-cuarta/

[2] http://ea.com.py/futbol-el-opio-de-los-pueblos/

[3] http://ea.com.py/que-se-disfruta/

[4] http://www.hoy.com.py/deportes/periodico-paraguayo-celebra-caida-de-olimpia?fb_comment_id=fbc_519022164836512_4467378_519032071502188#f1086febe434dbc

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.