La tecnología y la resurrección de nuestros mitos

Cuando parecia que la modernidad y el conocimiento acabarían con esas creencias ancestrales.

En épocas pasadas aprendíamos de ellos por medio de la escuela y colegio, ese conocimiento era apoyado con los célebres ciclos televisivos como Sombras en la Noche y Nuestros Fantasmas, donde se destacaron figuras como Clotilde Cabral, el recordado Rubén Vysokolan, Carlos Tarabal, Carlos Gómez, entre otras figuras actorales de aquel entonces. Ambos ciclos trataban sobre apariciones de los seres mitolígicos de la cultura guaraní en tiempos modernos. Especial reconocimiento al terror que generaba la música de introducción a Sombras de la Noche.

La mayoría de los personajes a los que hacían referencia eran los malogrados hijos de Tau y Kerana, unión que fue maldecida por Angatupyry (espíritu del bien). Si bien la maldición no fue capaz de contener el amor entre la bella Kerana y el malvado Tau, los hijos fueron las víctimas del conjuro del Espíritu del Bien.  Todos ellos nacieron a los siete meses de gestación con características fenomenales y la vez monstruosas, ellos son: Teju Jagua; Mbói Tui, Moñai, Jasy Jateré, Kurupí, Ao Ao y finalmente Luisón.

Cuando dejaron de emitirse ambos programas, hubo un vacío en cuanto al rescate de los mitos nacionales, sin embargo la tecnología de los tiempos actuales y la facilidad de captar imágenes instantáneas son los protagonistas de un síngular fenómeno de resurrección de nuestros mitos ancestrales, según los documentos visuales que hay en la red.

El primer caso fue registrado en la ciudad de Villeta, dos jóvenes aparentemente se encuentran frente al último y más repudiado hijo de Tau y Kerana, El Luison, según la leyenda, al nacer el último hijo apareció en el cielo una señal de advertencia para que los hombres se cuiden de estos engendros: las «Pléyades» , figura utilizada en otras mitologías. Al Luisón se lo suele responsabilizar por extrañas muertes de animales del campo, como vacas y gallinas por medio de la extracción de la totalidad de su sangre sin dejar huellas de la misma. En un mismo video, hombres observan el cadaver de un ser con las características del Luisón, en la ciudad de Yuty.

.

Otro de los mitos que ha sido frecuentemente observado es el Pombero o Karaí pyhare, el mismo no pertenece al árbol genealógico de Tau y Kerana, pero forma parte importante de la tradición mitológica del paraguayo. El Pombero es temido y respetado a la vez, mediante ofrendas de caña y cigarros, uno es capaz de ganarse la estima del hombre de pequeña estatura. El material correponde a un encuentro cercano entre el Pombero y jóvenes de El Dorado Misiones.

También existe registro de la aparición del Jasy Jatere, figura invocada por nuestras madres para detener nuestras aventuras infantiles en horario de siesta. Jasy Jatere se diferencia de sus hermanos por ser el único con forma humana, suele ser representado como un enano o un niño pequeño, desnudo, hermoso, de cabellos dorados. Mediante su hipnótico silbido atraía a los inquietos niños para llevarlos a su guarida donde jugaban,  consumían frutas y miel, para luego liberarlos. El video fue capturado en la zona del salto Monday en el Alto Paraná.

Si bien la autenticidad de estos materiales dependerá única y exclusivamente de su criterio, es destacable que en tiempos de reggaetón y baile del caño, aún exista la curiosidad y fascinación hacia nuestras leyendas, como parte de nuestro acervo cultural e identidad.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.