La soja podría exterminar el Bosque Atlántico del Alto Paraná en 8 zafras

La agricultura mecanizada se expande anualmente en los principales departamentos que abarcan el corredor biológico. La última zafra sojera tuvo un aumento de 200 mil hectáreas. A este ritmo, con una expansión sobre los remanentes boscosos, podría liquidar uno los lugares biológicamente más importantes de la tierra, al que le quedan 1.700.000 hectáreas. A propósito del día del árbol.

Los cultivos de soja expanden en los principales departamentos del Bosque Atlántico del Alto Paraná. Mapa de Capeco.

La Cámara de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) anunció hace unos días que la cosecha de soja alcanzó una cifra récord de 9,3 millones de toneladas en el ciclo 2012-2013, que duplica la del año anterior y demuestra “el progreso del cultivo en Paraguay”.

Según las estadísticas de Capeco, anualmente la superficie cultivada de soja se expande por miles de hectáreas.

Entre la zafra 2008-2009 y la de 2009-2010 hubo un incremento de 155.533 hectáreas más cultivadas. Entre las de 2010-2011 y 2011-2012 hubo un crecimiento de 86.869 hs. Esta última zafra sin embargo tuvo un salto de 200.192 hectáreas de diferencia. En 2011-2012 la superficie cultivada fue de 2.957.408 hs., mientras que en este último periódico fue de 3.157.600 hs.

Peligro para el Bosque Atlántico

Los principales departamentos de producción sojera son los mismos que resguardan los remanentes de Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAP), al que le quedan apenas unas 1.700.000 hectáreas. Amambay, Canindeyú, Alto Paraná, Itapúa, Caaguazú, San Pedro, Concepción, Caazapá y Guairá.

Al ritmo de crecimiento de 200 mil hectáreas por zafra, de expandirse sobre los remanentes de bosques, la agricultura mecanizada podría acabar con el BAAP en 8 zafras y media.

Los cultivos de soja sin embargo además de expandirse sobre remanentes de bosques, lo hacen sobre fincas ganaderas y comunidades campesinas. Esto hace que la ganadería migre al Chaco, lo que aumentó también en los últimos años la deforestación en la región occidental, mientras que la expulsión de las comunidades campesinas genera la formación de cinturones de pobreza en los alrrededores de las ciudades. Aun teniendo en cuenta esto, de seguir el ritmo de expansión sojera, el BAAP sufrirá fuertes consecuencias.

Uno de los lugares más importantes del planeta 

Bosque Atlántico del Alto Paraná. Mapa de WWF

Científicos de WWF a nivel mundial identificaron los 200 lugares biológicamente más importantes de la tierra. Algo así como un «Arca de Noé» representativo del planeta. Se los denominó «Global 200», siendo el Complejo Ecorregional «Bosque Atlántico» uno de ellos.

El Complejo Ecorregional «Bosque Atlántico» comprende 15 ecorregiones y el Bosque Atlántico del Alto Paraná es una de ellas. De hecho es la ecorregión que mantiene la mayor cantidad de remanentes forestales que abarca los países, Argentina, Brasil y Paraguay,

Paraguay aún conserva un área importante de superficie; alrededor de 1.700.000 hás. del Bosque Atlántico del Alto Paraná, aunque la continua deforestación ha fragmentado esa superficie boscosa.

A pesar de esta fragmentación, los remanentes boscosos constituyen un hábitat extremadamente rico que contiene innumerables especies de animales y plantas.

El Bosque Atlántico del Alto Paraná o BAAPA , es un bosque que cuenta con ecosistemas particulares que no existen en otro lugar del mundo. Estos bosques, pastizales y cuencas hidrográficas se caracterizan por su ubicación, su clima y también por los animales y las plantas que en él se encuentran.

En 40 años, el bosque Atlántico se redujo de 8,5 millones de hectáreas a menos de 1,7 millones.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.