La sinceridad de Cartes: ya en su asunción al mando dudó de la democracia

(Opinión) Las modificaciones a la Ley 1337/99 aprobadas en ambas Cámaras del Congreso, a petición del Presidente, afirma el rumbo que seguirá el gobierno de Cartes, un rumbo autoritario que ya se presagiaba en su discurso de asunción al mando.

Fuente de Imagen: Facebook de Horacio Cartes

Ya en su asunción al mando el pasado 15 de agosto, Horacio Cartes dudaba de que la democracia sea efectiva. Decía entonces: “¿Podemos acaso estar orgullosos de la democracia, si sigue habiendo la misma con mayor cantidad de pobres? ¿Podemos gritar que conquistamos la democracia sino somos capaces de dar oportunidad de trabajo digno a nuestra gente?”

Hubiera sido necesario reprocharle entonces, siete días atrás, que mejor pobres en democracia, que ricos en dictadura, o peor aún, pobres en dictadura. Simple razonamiento de un kindergarten en ciencias políticas.

Una semana atrás esta duda sobre el sistema democrático podía tomarse como un llamamiento a dotar de contenido social a la Democracia, hoy con la aprobación de las modificaciones a la Ley 1337/99 queda claro que no es así, la modificación de esta ley le concede súper poderes para la utilización de las Fuerzas Armadas en “conflictos internos” y representa el resurgimiento del enemigo interno y con él de la Doctrina de Seguridad Interna, tal cual en la época de la dictadura cuando con el pretexto del enemigo interno se hacía cumplir Ley N° 209 de Defensa de la Paz Pública y Libertad de las Personas  y la Ley N° 294, de la Defensa de la Democracia.

Durante la época de la dictadura Stronista el enemigo interno fue el comunismo, estigma que se le imponía a todo lo que fuera opositor al régimen de Stroessner, a partir de hoy el enemigo interno será “el terrorismo”, estigma a no dudarlo que se aplicará a todas las organizaciones sociales y políticas que no estén de acuerdo o discrepen con “el nuevo rumbo”.

Es así como en la supuesta duda de Cartes acerca de la eficiencia de la Democracia para dar respuesta a los problemas sociales ya se encontraba el germen de lo que hoy se constata, una vuelta al autoritarismo del poder ejecutivo.

De su discurso de asunción al mando también se puede extraer la enunciación “la transición a la Democracia ha concluido en Paraguay”. Solamente siete días atrás esta afirmación podía hacer pensar a ingenuos que por fin habíamos llegado al anhelado estado de la Democracia, hoy con la aprobación de las modificaciones a la Ley 1337/99 es claro que no se trata de eso, sino que a partir de ahora comienza la abolición de los derechos democráticos que habíamos empezado a conquistar como sociedad con la transición democrática.

En política es importante lo que se dice, y estos dos puntos mencionados lo demuestran a sólo siete días de haber asumido la primera magistratura, pero también es importante lo que no se dice, lo que se calla, y en este punto en el discurso de Horacio Cartes estuvieron ausentes los Derechos Humanos, tema por demás sensible atendiendo el actual caso Curuguaty, caso que también permaneció ausente en su discurso.

Es así que mucho podemos reprocharle al recientemente asumido Presidente de la República, lo que no podemos reprocharle es su falta de sinceridad. Desde un principio comenzó dudando de la Democracia, desde un comienzo dijo que con él acababa la transición democrática y desde el vamos estuvieron ausentes en su discurso los Derechos Humanos.

Paraguay comienza a entrar en una etapa negra de su historia, a no dudarlo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.