La República Popular China le dará a Paraguay beneficios 122 veces mayores a los que le da Taiwán

Por dónde lo mires, desde cualquier análisis cuantitativo, es imposible no encontrar elementos que jueguen a favor de iniciar relaciones con la República Popular China, explicó el magister en derecho internacional y relaciones internacionales por la Universidad Complutense de Madrid, Benjamín Heisecke, en una entrevista para el Periódico E’a.

Video completo al final del artículo

Al decir de Heisecke, es imposible rebatir la importancia que tiene para Paraguay abrirse al mercado Chino. Citó al artículo de Tom Long y Francisco Urdinez que revela que cualquier país que cambia su política exterior de relacionamiento con Taiwán para establecer lazos con la República Popular China recibe 122 veces más en inversiones, ayudas y préstamos, a las que recibía de Taiwán.

La cooperación paraguayo taiwanesa tiene un fondo de 70 millones de dólares cada cinco años. Ahora subió a 150 millones. Sin embargo, el artículo de Long y Urdinez revela que, en los países de América Latina que tienen relaciones con la República Popular China, la cooperación llega anualmente al 1% de todo el producto interno bruto de esos países. En el caso de Paraguay eso representaría 1.030 millones de dólares cada año.

Otra comparación expuesta por Heisecke es que Paraguay exportó productos a China por valor de 27,5 millones de dólares, a pesar de no tener relaciones con el gigante asiático. Por otro lado, envió producción nacional a Taiwán por 39,5 millones de dólares. “Apenas 12 millones de dólares más: 39,5 millones de dólares.  Hablamos de 27 millones y medio con un mercado que está cerrado, con el que no tenemos relaciones diplomáticas. Además, hay que realizar una triangulación costosa para poder vender a China Popular. Solamente hemos vendido doce millones menos que con nuestro gran aliado”, mencionó.

A nivel regional, Paraguay es el único país del Mercado Común del SUR (MERCOSUR) que no tiene relacionamiento diplomático con China. “De hecho, China ha intentado un acercamiento con el MERCOSUR y el no relacionamiento con Paraguay ha representado un problema”, explicó el magister en relaciones internacionales y agregó: “las inversiones de China en América Latina superan los 100.000 millones de dólares. Es el país del mundo en el cual más crecieron las exportaciones latinoamericanas”.

A nivel regional, Paraguay se encuentra aislado de los beneficios que le trae al resto de los países de la región el intercambio comercial con China, lo cual está comprobado: “no es una cuestión que uno dice, ¿será que funcionará? Los países de la región nos han demostrado que eso es así”, dijo.

El entrevistado remarcó que incluso autoridades del Banco Central del Paraguay (BCP) han reconocido públicamente que las relaciones con China tendrían un impacto importantísimo para la economía local.

Explicó que el fenómeno que se vive actualmente es el siguiente: Estados Unidos, el mayor inversionista a nivel mundial, está intentando recuperar sus inversiones en el extranjero, atraer de vuelta el capital a su país y abandonar otros mercados mientras que la República Popular China, segundo mayor inversor a mundial, se plantea el establecimiento de relaciones con todos los países. “Hay un escenario positivo, a pesar de que este tema del coronavirus vino a complicar el escenario global. Pero aún en este contexto es ventajoso el mantenimiento de las relaciones”.

Taiwán y Paraguay, unidos en el anticomunismo

Foto: Twitter @MOFA_Taiwan

En la misma entrevista, que se encuentra en video en nuestras redes sociales, Heisecke relató el origen histórico de las relaciones entre Taiwán y Paraguay, lo que conllevó siempre un distanciamiento con la República Popular China.

“Creo que el primer elemento común que une a nuestro país con Taiwán es el fuerte carácter de la lucha anticomunista. Eso sumado al rol de ficha que habíamos cumplido a nivel global contra el comunismo. Eso hizo que ambos países se acerquen y creen este lazo que se fue solidificando a través de la historia. Ese mismo rol anticomunista se está volviendo a repetir en esta nueva guerra comercial, en este reposicionamiento Global que se está dando”, señalo.

Comentó que luego del tratamiento y rechazo, en la Cámara de Senadores, de un proyecto de Declaración que insta al Poder Ejecutivo a iniciar relaciones diplomáticas con China, “el embajador de los Estados Unidos lanzó un mensaje por Twitter en el cual fue bastante claro. En él felicitaba y esperaba que se fortalezcan las relaciones con Taiwán, pese a que Estados Unidos tiene relaciones con China y son socios comerciales. Pero bueno, Trump sí puede sentarse a la mesa de negociar con ellos pero nosotros como provincia tenemos prohibido aparentemente”, dijo al graficar el rol histórico que han cumplido los gobiernos de Paraguay y Taiwán para Estados Unidos.

En el pasado se ha dado un intercambio entre ambos países, primero para la formación de cuadros militares para la lucha contra insurgente, en tiempos de la dictadura militar de Alfredo Stroessner, y luego para el Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana), actualmente en el Gobierno. “Es decir, hay cuadros del Partido Colorado que se han formado en Taiwán, ahí se ha generado un lazo entrañable. Creo que eso se fortalece a través de la cooperación que conocemos, la que se hace por arriba de la mesa y posiblemente la que se haga por debajo de la mesa. De eso no tenemos evidencia como para hablar pero es un elemento muy posible”.

El abogado recalcó que también existen aún ciertos sectores económicos y hasta medios de comunicación que tienen intereses en el vínculo con Taiwán. Sin embargo el principal escollo a nivel político es que siempre se da una unidad granítica del Partido Colorado al momento de intentar cambiar este tema del relacionamiento con la República Popular China.

A pesar de las dificultades que se siguen dando para el establecimiento de relaciones entre la República Popular China y Paraguay, Benjamín Heisecke considera que se han dado avances importantes. “Creo que quince o veinte años atrás nadie se hubiese animado a presentar, por un contexto regional y por un trabajo que también realiza la República Popular China, se va a ir cambiando la correlación de fuerzas. Esta es una cuestión que va a resultar inevitable. Hay que entender que la diplomacia china suele actuar de manera muy fina, no ejerce una presión, no intenta ser una fuerza hegemónica sino realizar un trabajo en base a mucho respeto y un acercamiento lento a los países. Creo que es una cuestión que tarde o temprano terminará realizando porque los intereses comerciales son muy grandes”, finalizo.

Comentarios

Publicá tu comentario