http://www.yluux.com/2012/04/10/semana-de-tradicion-y-turismo

La raíz campesina mantiene tradiciones de Semana Santa

En días largos y silenciosos, Mildred Parodi aprovecha para ver películas y pintar. Citadina de cuna, para ella la Semana Santa es un “largo y silencioso” a la que se la respeta, pero sin credo ni religión. “No soy de una familia muy tradicional. Pero sí recuerdo que en casa, de todas maneras, respetábamos los días santos”.

A partir de jueves hasta domingo, ella aprovecha  para ver películas o pintar algunas cosas. No espera, tampoco lo toma muy de sorpresa. “Preparo algo si surge como un viaje. Estoy viendo para ir a las ruinas de Humaitá esta semana…”.

Ella es de Trinidad. De padres separados. De toda la religiosidad popular solo recuerda que en la iglesia Santísima Trinidad se hace el “famoso vía crucis el Viernes santo. Solíamos ir a mironear con los primos antes”.

Marlene, en su función de periodista.

Marlene, en su función de periodista.

Pero Marlene Villalba tiene raíces campesinas. Y esas raíces la embriagan de muchos recuerdos.

En Edelira, Itapúa, donde ahora se ha vuelto a recoger en la Semana Santa, recuerda que en su niñez “nada de música o actividad que no sea religiosa. La Semana Santa “tiene un sentido de comunidad.  Los vecinos como la gran familia, como espacio de solidaridad. Nos conocíamos entre todos. Cosa que en la ciudad es muy diferente”.

“Silencioso Viernes, ni caminar ni pisar fuerte”, sentencia.

Y en Pascua, visitar a los padrinos lo más temprano posible para recibir algún regalo. “Yo no era buena ahijada, me íba pero no madrugaba”.

Y en su pueblo, el vía crucis era muy temprano, de madrugada por las calles hasta el pueblo.

Ya su vida está arropada de hollín y tráfico urbanos. Pero esta periodista, sí o sí se toma su tiempo de descanso y reflexión en su pueblo, Edelira, donde todavía mantiene raíces, de ambiente “tranquilo, familiar”, en la casa de su mamá.

Un lindo recuerdo le lleva a la memoria hacer chipa en familia. En casa, el padre, ya fallecido, con sus manos grandotas, amasaba, y el resto hacía las chipas. Las criaturas “sapitos” y otros animalitos.

Comentarios

Publicá tu comentario