La política neoliberal es la nueva colonizadora afirman indígenas latinoamericanos

Facilita en la región el modelo extractivista y megaproyectos que arrasan hoy con los recursos naturales y territorio de los pueblos, afirman.

Manifestación de miembros de la IV Minga.

Organizaciones indígenas integrantes de la IV Minga Global por la Madre Tierra realizaron un manifiesto en recordación a la invasión realizada por los europeos a partir del 12 de octubre de 1492.

Según los mismos, «hace 519 años, la invasión europea a nuestro continente, el Abya Yala (hoy conocido como América), interrumpió abruptamente la vida de nuestras civilizaciones, que sabíamos convivir en diálogo y armonía con la Madre Tierra. Empezó la era del saqueo, la depredación, el exterminio físico y cultural. Cinco siglos más tarde, la política neoliberal se impuso en el mundo como la nueva colonización y la guerra de exterminio contra los pueblos indígenas cobró nuevas fuerzas».

Para los mismos, ese modelo neoliberal está ahora en crisis: económica, financiera, política, climática. «Los paradigmas de libre mercado y Estado uninacional se derrumban. Las catástrofes climáticas (sequías, huracanes, inundaciones, heladas) se multiplican, golpeando a los más pobres. Y los responsables, con su consumismo extremo y su dependencia de los combustibles fósiles, aquellos que emiten los mayores volúmenes de gases de efecto invernadero, dan como única respuesta la mercantilización de la naturaleza a través de las falsas soluciones (REDD, economía verde, mercado de carbono, mecanismos de desarrollo limpio, etc.)».

Recursos naturales en la mira

Las organizaciones afirman que porque es en nuestro continente donde está la mayor reserva de agua dulce, de biodiversidad, de minerales e hidrocarburos, los voraces ojos de las transnacionales y los países ricos se dirigen a él. «Y en su afán destructivo de acumulación individual, pisotean los derechos de los pueblos indígenas y de la Madre Tierra».

Poniendo como ejemplo, hablan de que el modelo económico neoliberal en constituciones y leyes que arrasan con los derechos humanos y colectivos y otorgan todo tipo de facilidades para la inversión extractivista. Critícan así megaproyectos como la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), la hidroeléctrica de Inambari en el Perú y la de Belo Monte en Brasil, así como la carretera del TIPNIS en Bolivia, las que van multiplicando conflictos sociales.

En este marco, señalan que la minería «se instala en nuestras cabeceras de cuenca, contaminando nuestras aguas, nuestras tierras, nuestro aire. Destruye nuestras actividades de subsistencia como la agricultura y la ganadería». Así también «nuestra Amazonía está lotizada para las empresas de gas y petróleo».

«Todo esto se agrava con la crisis climática que pone en riesgo todas las formas de vida. Nuestros glaciares se derriten y en poco tiempo pueden desaparecer, secando la Madre Tierra».

La IV Minga Global está integrada por: Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), Consejo Indígena de Centro América (CICA), Consejo Indígena de Meso América (CIMA), CONACAMI, CONAMAQ, ECUARUNARI, ONIC, FOCO, FUNDAMAYA, COMKADES, No a la Mina, CRIC, CONAFROIC, CRIDEC, CONAVIGUA, Minga Informativa de los Movimientos Sociales, TONATIERRA, Peruanos en Acción, Movimiento Indígena Nacional (México), Grito de los Excluidos, Plataforma 12 de Octubre: ¡Nada qué celebrar!, GTEPIC-15M, SICSAL, ECOPORTAL, Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, otras organizaciones indígenas del Abya Yala.

Comentarios

Publicá tu comentario