«La Masacre de Curuguaty», un libro que puede incomodar

¿Desde qué lado vino el primer disparo que desató la tragedia? ¿Existieron o no inflitrados entre los campesinos? ¿Porqué la fiscala Ninfa Ruiz se ubicó lejos del escenario armado?  ¿Hubo o no orden política detrás de la orden de desalojo para provocar la masacre? El libro, escrito por Julio Benegas, responde a éstas y otras interrogantes claves que develan lo que pasó aquel 15 de junio.

 

Manifestación de familiares de víctimas de Curuguaty. Fuente propia.

Las incontables fuentes de información de primera mano -sobrevivientes, familiares de las víctimas, pobladores de la zona, personalidades políticas y judiciales claves- aseguran un montón de información que estimulará intepretaciones diversas de los lectores sobre lo que realmente pasó aquella aciaga mañana de 15 de junio del 2012, cuando los medios comenzaban a reportar  los primeros de muertos en Curuguaty a todo el país.

Es que el libro que presenta hoy la Cooperativa de Trabajadores Atycom, del periodista Julio Benegas, es eso: un libro de investigación periodística para cuya elaboración se tuvieron en cuenta todos los elementos para que sea el reportaje de un acontecimiento que cambió el escenario político del país, con la deposición de Fernando Lugo de la presidencia de la República.

Me parece que el libro -su autor- cuida un factor de lealtad con el lector: escribir lo que vió y escuchó sin censurarse por las eventuales consecuencias personales y políticas que pudiera acarrear su publicación. Esta actitud  reivindica el oficio de periodista. Sin embargo, debo remarcar que el libro no es neutral: mira, dolorosamente, desde el lugar de los ocupantes de Marina Kue, pero sin mentir. Neutralidad que, sin embargo, no impide la objetividad del libro, porque lo objetivo no es otra cosa sino buscar la verdad en lo real desde un lugar -subjetivo, político- determinado, y publicar lo real que se haya encontrado, sin inventar ni manipular.

En cuanto a la forma escrita del libro, la estructura narrativa trabajada por Benegas poco tiene que envidiar a los clásicos de este género periodístico: la bruta y áspera información de la realidad es adornada con palabras, frases, sintáxis y gramática que convierten al libro en una lectura placentera.

Incluyendo el talento y el arduo trabajo del autor del libro, esta publicación -como toda obra, como todo conocimiento- es colectiva: se escuchan las voces de decenas de personas, protagonistas y no protagonistas del acontecimiento; se ve brillar el diseño de Juan Heilborn, la pulcra impresión de Editorial Arandurâ de Cayetano Quatrocchi, las impactantes fotos de René González y las correciones precisas de Guillermo Maldonado y Mirna Robles.

Ya en la presentación de hoy, a las 19:30 en la Plaza Italia, aquel que asista al acto escuchará las palabras del periodista Paulo López, una voz que va haciendose respetar, y de la poeta y filosofa Monserrat Alvarez, cuyo peso intelectual es indiscutible.

La oralidad -madre de la escritura- colectiva del libro será interpretada con la lectura del texto a cargo de Federico Caballero, Ana Mello, Tesa Rivarola, Laura Marín, Carlos Bazzano, Rubén Flecha, Nelson Viveros, Paola Ferraro.

Asi las cosas, el libro es más que recomendable. Ariesgo a anticipar que será del gusto de quien lo lea.

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario