La manifestación contra la costosa visita del Papa terminó en represión policial

Más de 20 mil manifestantes participaron de las jornadas de protesta contra los costos de la visita del Papa.

  • El repudio se generó a raíz de los más de 100 millones de euros que costará la visita del religioso, lo que en gran parte se financiará con dinero del Estado. Por ello, «De mis impuestos, al Papa cero. Por un Estado laico» se denominó la movilización.

  • La manifestación terminó en represión policial.

«Han cargado en la plaza Mayor y nos han rodeado en Sol. No podemos salir», relataba ayer a GARA una de las participantes en la manifestación laica convocada ayer en Madrid. Eran las 22.30 y la Puerta del Sol se había convertido en escenario de una creciente tensión entre manifestantes y jóvenes ultracatólicos, que trataron de impedir el paso de la protesta.

«¡Benedicto!» fue el grito que abrió las hostilidades. Eran las 19.50. «¡Es un nazi!», se encontró como respuesta. «Yo soy pecador, pecador, pecador», referencias a la vida sexual de la Virgen o a las costumbres sexuales de los propios peregrinos fueron parte de la artillería retórica de los participantes en la protesta.

Los religiosos, adolescentes que portaban banderas de sus países de origen (con gran presencia de egipcios y el inevitable toro de Osborne en medio de la española), respondían con vivas al Papa, alabanzas a Jesucristo o gritos en contra del aborto. «Ya están aquí estos piojosos», comentaba uno de los pocos adultos que apoyaba a la autodenominada juventud del Papa. Su incredulidad fue en aumento cuando los agentes de la Policía les conminaban a marcharse.

«Ha habido un intento intencionado de boicot. Lo que no se puede hacer es que mientras cientos de jovencitos católicos permanecen en la plaza del Sol, a nosotros se nos intente hacer pasar por un pequeño hueco». Luis Vega, miembro de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores se expresaba de esta manera pasadas las 22.00.

Participantes en la marcha laica. Fuente: El Mundo

En ese momento, parte de la manifestación leía el manifiesto en la plaza Tirso de Molina, aunque el grueso de los concentrados seguía en Sol, reivindicando que «la plaza no es del Papa». Y Vega no andaba desencaminado. «Hay gente de fuera que no sabe lo que pasa y que está haciendo turismo, pero otros han venido precisamente porque estaba la manifestación», reconocía a GARA Raquel, una joven voluntaria que, enfundada en la camiseta verde, enarbolaba una bandera vaticana frente a los manifestantes.

Finalmente, los ultras lograron su objetivo y, al cierre de la manifestación, las cargas se sucedían en el centro de Madrid a menos de 12 horas de la llegada de Benedicto XVI.

Peregrinos católicos intentaron impedir la entrada de la manifestación en la Puerta del Sol

Muchos miles de personas asistieron a la manifestación contra la visita del Papa y por un estado laico, superando las previsiones. El recorrido impuesto por la Delegación del Gobierno era totalmente inadecuado para una movilización de este tamaño.

Al llegar la manifestación a la Puerta del Sol un grupo de católicos pretendió impedir su paso al grito de «esta es la plaza del Papa». Los manifestantes respondieron «esta plaza es nuestra» y consiguieron ocuparla completamente. La mayoría de los manifestantes optó por quedarse en la Puerta del Sol en vez de seguir el recorrido autorizado que conducía de regreso hacia la plaza de Tirso de Molina.

Pequeños grupos de católicos se paseaban entre los manifestantes, de forma provocadora, lo que era respondidos con gritos de «esa mochila la he pagado yo», «ignorantes» y «cristianos a los leones».

Finalmente la chispa saltó en la esquina de la calle Mayor, donde, después de enfrentamientos verbales entre manifestantes y católicos, la policía inició una serie de cargas contra los manifestantes hasta conseguir despejar la plaza. Según la prensa hay al menos 6 personas detenidas.

Mas de una hora después de las cargas unas 200 personas se mantenían frente al cordón policial de la calle Carretas. Y miles de manifestantes, al retirarse de la zona, han increpado a los peregrinos con los que se cruzaban.

La policía retuvo y amenazó a un grupo de periodistas que cubrían la manifestación, «ahora si que te vamos a pegar sin que nos vean, periolisto».

Europa Laica cifra en 20.000 los manifestantes y destaca la deficiente organización por parte de Delegación del Gobierno, que no ha despejado la Puerta del Sol para permitir el paso de la manifestación.

http://www.youtube.com/watch?v=Qv2nV8VGLl4&feature=player_embedded

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.