La Mamografía, una forma contemporánea de tortura

En Paraguay, en el año 2011, 309 mujeres murieron por cáncer de mama.  Según datos del Ministerio de Salud, el 25% de los casos de cáncer de mujeres son de mamas. 

Siempre escuché las múltiples resistencias de las mujeres a realizarse mamografía. Siempre escuchaba que era una tortura. Quien se ha sometido a ella (nunca mejor dicho), lo sabe.  Dejando de lado la humillación de tener el pecho aplastado por una máquina y lo que eso implica para muchos pudores y sensibilidades, es un procedimiento incómodo (el contorsionismo que hay que hacer  es casi indescriptible) y, sobre todo,  doloroso.

Como nieta de una mujer que perdió la batalla contra el cáncer de mama e hija de alguien que lo ha ganado, creo profundamente en la necesidad de apostar a la prevención y  justifico –hasta cierto punto-  el sometimiento al poder médico en pos de una detección temprana que impida que las mujeres sigamos muriendo de esto.

Pero me resisto a creer que en este mundo de avanzada tecnología, no pueda concebirse un instrumento que sea amigable con las mujeres, para que este estudio ya no implique dolores que podrían evitarse. Me resisto a creer que la tecnología no pueda hacer que nuestra calidad de vida mejore y que aporte a bajar la resistencia de las mujeres a realizarse el diagnóstico.  ¿Será el problema de interés y no de capacidad?  En la imaginación de varias mujeres con las cuales he hablado, hay una máquina en forma de cono (al estilo Madonna) o  un cuenco donde colocar el pecho y no una máquina similar a una sandwichera.

 Históricamente, las mujeres hemos sido criadas para resistir, sobre todo a las injerencias arbirtrarias en nuestros cuerpos. Uno de los pilares del consumismo se construye sobre la idea de que con el cuerpo desnudo de las mujeres se puede vender cualquier cosa. Pero creo que no debemos seguir naturalizando esto. Es necesario que la tecnología se ponga al servicio de las mujeres y que para esto las tenga en cuenta de verdad, las vea como personas y no como un pedazo de carne que escanear.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.