La ley sanciona a quienes adquieren derecheras, pero el Indert negocia con Bioenergy

Cárdenas quiere solucionar con el “diálogo” el conflicto generado por la apropiación irregular de tierras públicas por parte de una empresa en Laterza Cué, distrito de Mariscal López, Caaguazú. De esta manera la empresa que se apropió de tierras que tenían incluso familias adentro, saldría ganando.

Policías escoltan a las topadores mientras derrumban las casas de los pobladores de Laterza Cue, a pedido de Bioenergy. Foto: Facebook de Radiotv Latinoamericana.

A fin de solucionar el conflicto de tierras en Laterza Cué, ubicadas en el distrito de Mariscal López, departamento de Caaguazú, el presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Justo Cárdenas, estableció una “mesa de diálogo” integrada por el Ejecutivo, representado por el ente rural, pobladores del lugar, representantes de la empresa Bio Energy y el sector parlamentario.

“Existe la predisposición de definir de manera conjunta parámetros que nos permitan solucionar esta crisis. Vemos que el diálogo es la única herramienta que nos va a permitir llegar a acuerdos consensuados, que nos facilitará mucho la conclusión positiva de los problemas sociales”, sostuvo Cárdenas.

En principio se había hablado de un proyecto de expropiación, pero finalmente se está optando por negociar con la empresa.

La misma directora de Asesoría Jurídica del INDERT, Dra. María Teresa Peralta, había marcado los hechos irregulares que la misma firma Bioenergy admitió haber realizado en Laterza Cue, a través de un comunicado.

“La Ley Nº 4682/12 sanciona expresamente la adquisición de las comúnmente denominadas ‘derecheras’, en contravención al Estatuto Agrario. Sin embargo, la propia empresa Bioenergy reconoce, a través de los medios de prensa, haber realizado en carácter de ‘pago humanitario’ y en ‘reconocimiento de los tenedores’, porque así dice, pagos millonarios a los poseedores y ocupantes de la Finca Nº 1. Inclusive ellos admiten haber pagado esas parcelas de tierra con 180 familias dentro, o se admiten haber comprado el inmueble con personas adentro”, aseguró la Dra. Peralta.

Justo Cárdenas y su mesa de diálogo, que busca darle una salida beneficiosa a la empresa Bioenergy.

La primera mesa de concertación social se hizo posible gracias al consenso de todas las partes interesadas, informó el Indert, llevada a cabo esta mañana en la sala de reuniones del Instituto, donde se generó “un ambiente propicio de diálogo y trabajo de todos los sectores”. La reunión estuvo encabezada por Cárdenas y participaron dirigentes de Laterza Cué, el representante legal de la empresa Bio Energy S.A, Enzo Olmedo, y el diputado José María Ibáñez.

En la ocasión, Cárdenas resaltó la importancia de la apertura al diálogo entre el Estado y los sectores campesino, empresarial y parlamentario. “Eso es importante y probablemente abra las puertas a una forma de concertación innovadora que no se ha dado en mucho tiempo y nos ayude a zanjar todas las diferencias y conflictos sociales en términos rurales”, expresó.

La empresa incluso hizo reprimir, derrumbar viviendas y mantuvo en aterrorizada a la población campesina, con ayuda de las fuerzas policiales.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.